Equivalentes Jurisdiccionales

Equivalentes Jurisdiccionales

Se entiende por equivalente jurisdiccional todo acto que sin haber emanado de la jurisdicción de nuestros tribunales equivale a los efectos que produce una sentencia para los efectos de la solución del conflicto.

Concepto de equivalentes jurisdiccionales


Los equivalentes jurisdiccionales son medios a través de los cuales se logra la solución de un conflicto sin necesidad de recurrir a una sentencia y, en algunos casos, incluso sin necesidad de recurrir a un proceso.

Son equivalentes jurisdiccionales: la conciliación, el avenimiento, la transacción, el sobreseimiento definitivo y la sentencia extranjera.

La conciliación


La conciliación es el equivalente jurisdiccional a través del cual se logra la solución de un conflicto suscitado entre partes mediante un acuerdo de ellas, obtenido en un proceso, con la participación activa del juez.

Características de la conciliación


  • Sólo puede producirse una vez iniciado un proceso;
  • En ella el juez tiene una participación activa;
  • Puede ser de carácter voluntario o establecido como trámite obligatorio por la ley;
  • El juez puede adelantar opiniones sobre un eventual fallo si no se produce acuerdo entre las partes, lo que no lo inhabilita para seguir conociendo del asunto;
  • Puede producirse en cualquier juicio civil, salvo en aquellos casos expresamente exceptuados por la ley y, en general, en aquellos en que se encuentra comprometido el interés público, y
  • Se estima como sentencia ejecutoriada para todos los efectos legales.

El avenimiento


En la doctrina y en la legislación extranjera no se hace distinción entre avenimiento y conciliación e incluso en la ley se usa, en muchos casos, la palabra avenimiento para referirse a la conciliación.

El avenimiento, como equivalente jurisdiccional, se diferencia de la conciliación en que se obtiene extrajudicialmente, sin intervención alguna del juez, el que toma conocimiento del mismo a través de una presentación de las partes.

En este caso, el juez se limita a tener presente el avenimiento y a dar por terminado el juicio.

La transacción


Es un contrato por el cual las partes ponen término extrajudicialmente a un litigio pendiente o precaven un litigio eventual, según el artículo 2446 del Código Civil.

La doctrina y la jurisprudencia añaden como requisito el que "las partes se efectúen concesiones recíprocas".

Se diferencia de la conciliación y del avenimiento, como equivalente jurisdiccional, en que la transacción es eminentemente extrajudicial, pues no requiere de la existencia de algún proceso ni menos de la intervención del juez.

En el caso que exista un proceso es conveniente acompañar copia de ella a fin de que el tribunal tome conocimiento de su existencia y, por ende, del hecho de haberse puesto término al juicio.

Como la transacción es extrajudicial, para que ella pueda hacerse valer como título ejecutivo es preciso que conste por escritura pública.

El sobreseimiento definitivo


En los procesos criminales en muchos casos no es necesario esperar el término del proceso a través de una sentencia para que el imputado sea declarado libre de responsabilidad en el hecho que se le ha atribuido.

El artículo 250 del Código Procesal Penal señala los casos en que el juez de garantía puede decretar el sobreseimiento definitivo y el artículo 251 dispone que ese sobreseimiento “pone término al procedimiento y tiene la autoridad de cosa juzgada”.

El sobreseimiento definitivo, como equivalente jurisdiccional, se basa en el principio de economía procesal.

La sentencia extranjera


Para algunos autores la sentencia extranjera es un equivalente jurisdiccional en aquellos casos en que nuestra ley le da valor, por cuanto reemplaza a la sentencia que podría haberse dictado en el país.

Sin embargo, para otros, cuya opinión compartimos, extranjera o no ella será siempre una sentencia y por lo tanto no es un equivalente jurisdiccional.

Referencia bibliográfica: Publicación basada en los apuntes de clases de Derecho Procesal de Jorge Correa Selamé, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Chile.

Lea también