Escribe una palabra clave y aprieta enter

Publicado en
Principios Procesales

1. CONCEPTO DE LOS PRINCIPIOS PROCESALES


Se habla de principios procesales o de principios formativos del proceso, para referirse a las ideas o bases fundamentales que caracterizan los sistemas procesales.

2. ANALISIS DE LOS LOS PRINCIPIOS PROCESALES


a) Principios de oralidad y de escritura


El principio de la oralidad rige cuando las alegaciones, la prueba y las conclusiones se presentan al juez, en forma mayoritaria, de viva voz.
Por el contrario, el principio de la escritura es aquel en que las actuaciones son mayoritariamente escritas. La escritura es la forma normal de comunicación entre las partes y el juez.

Decimos "mayoritariamente" pues es difícil encontrar sistemas solamente orales o absolutamente escritos.


b) Principios de mediación y de inmediación


La inmediación es el principio en virtud del cual se procura asegurar que el juez o tribunal se halle en permanente e íntima vinculación personal con los sujetos y elementos que intervienen en el proceso, recibiendo directamente las alegaciones de las partes y las aportaciones probatorias a fin de que pueda conocer en toda su magnificación el material de la causa desde el principio de ella hasta su término en donde ha de pronunciar la sentencia que lo resuelva.

Este principio de la inmediación aparece en nuestro sistema procesal civil, aun cuando en la práctica no se aplica, al indicarse, por ejemplo, que los testigos deben ser examinados por el juez y que éste está facultado para tomar la prueba confesional.

En cambio la mediación, es el principio en virtud del cual el juez o tribunal no se halla en permanente e íntima vinculación personal con los sujetos y elementos que intervienen en el proceso, sino que tal contacto o vinculación tiene lugar a través de un intermediario.


c) Principios dispositivo e inquisitivo


Estos principios se relacionan con la preponderancia de la iniciativa de las partes o del juez en el aporte, reconstrucción y comprobación de los hechos trascendentes para la resolución final del juicio.

Se habla de principio dispositivo para referirse al sistema en que la iniciativa queda reservada, principalmente, a las partes, limitándose la intervención del juez a la dirección formal.

En el principio inquisitivo, en cambio, es el juez el que tiene un rol principal.

d) Principios de continuidad y de concentración


El principio de la continuidad implica que la causa se desarrolla a través de diversas etapas constituidas cada una de ellas por una serie de actuaciones que deben desenvolverse, separada y sucesivamente, abarcando el procedimiento un lapso relativamente prolongado.

El principio de la concentración, en cambio, tiene por finalidad reunir o concentrar en una sola audiencia o en el menor número de audiencias el desarrollo del proceso.

e) Principio de la publicidad y principio del secreto

El principio de la publicidad implica que los actos procesales, por regla general, deben ser públicos lo que garantiza una mejor administración de justicia.

El principio del secreto, sobre todo en materia procesal penal, es una manifestación del maligno sistema inquisitivo, pues el proceso no puede ser conocido, no solamente por terceros, sino que, por los propios interesados.


f) Principio de instancia de parte y de impulso oficial


El impulso procesal puede provenir del juez o de las partes. El impulso procesal ha sido definido como la fuerza o actividad que pone en movimiento al proceso y lo hace avanzar hasta su fin, una vez iniciado.


g) Principios de bilateralidad y de unilateralidad


El principio de igualdad domina el proceso y significa una garantía fundamental para las partes. Importa el tratamiento igualitario a los litigantes y se entiende que resulta del principio constitucional de igualdad ante la ley.

La igualdad, supone la bilateralidad y la contradicción, esto es que el proceso se desarrolla, aunque bajo la dirección del juez, entre las dos partes, con idénticas oportunidades de ser oídas y admitida la contestación de una a lo afirmado por la otra, de modo de buscar, de esa manera, la verdad. El juez, al sentenciar, conoce los argumentos de ambas partes.


h) Principios del formalismo y del informalismo


El principio del formalismo es llamado también de la legalidad de forma y, el del informalismo, como libertad de forma o desformalismo.

El principio del formalismo implica que las actuaciones procesales deben ajustarse a las prescripciones que en cada caso determina el legislador.

En cambio el informalismo, se limita a mencionar los correspondientes actos procesales, dejando su realización al buen criterio, a la experiencia profesional de los que intervienen en la administración de justicia.

El informalismo encuentra aplicación en los casos en que la ley no señala un procedimiento especial para la realización de un acto, por lo que deben reputarse admitidas todas aquellas formas que tienden a lograr los objetivos del mismo.


i) Principios de la fundabilidad y de infundabilidad


El principio de la fundabilidad reviste una serie de manifestaciones, tanto para las partes, como para los jueces.

El N° 4 del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil señala, como uno de los requisitos de la demanda, el que ella contenga "La exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoya".

Y el artículo 309 N° 3, indica como requisito de la contestación de la demanda el que señale "Las excepciones que se oponen a la demanda y la exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoyan".

En lo que respecta a los jueces, sus resoluciones, y no solo la sentencia, requieren ser fundadas.

El artículo 170 del Código preceptúa que, entre otras menciones, las sentencias definitivas de primera o de única instancia y las de segunda que modifiquen o revoquen en su parte dispositiva las de otros tribunales, deben contener: "4°. Las consideraciones de hecho o de derecho que sirven de fundamento a la sentencia."

El artículo 36 del Código Procesal Penal señala: "Será obligación del tribunal fundamentar las resoluciones que dictare, con excepción de aquellas que se pronunciaren sobre cuestiones de mero trámite. La fundamentación expresará sucintamente, pero con precisión, los motivos de hecho y de derecho en que se basaren las decisiones tomadas.

La simple relación de los documentos del procedimiento o la mención de los medios de prueba o solicitudes de los intervinientes no sustituirá en caso alguno la fundamentación."


j) Principios de la preclusión y del desenvolvimiento libre


El principio de la preclusión se opone al sistema del desenvolvimiento libre, el que implica la libertad de las partes para introducir en la instancia, en cualquier tiempo, argumentos de hecho y de derecho o producción de pruebas, libertad que sólo cesa cuando la vista de la causa se cierra por suficientemente debatida.

La preclusión, etimológicamente, deriva de la voz latina preclusio, que significa cerrar, impedir, cortar el paso.

Para Eduardo Couture el principio de la preclusión es aquel que importa la pérdida, extinción o consumación de una actividad procesal.

A través de la preclusión se produce el efecto que tiene una etapa procesal de clausurar la anterior, la que permanece firme. El proceso luego, puede avanzar pero no retroceder.


k) Principio de apreciación probatoria


El juez da o no da por acreditados los hechos controvertidos, en su sentencia, y ello, en la medida que esos hechos hayan sido probados.

Para llegar a esa conclusión, el juez tiene, básicamente, tres sistemas:

a) Sistema de la prueba legal;
b) Sistema de la libre convicción; y
c) Sistema de la sana crítica.

En el sistema de la prueba legal, tasada o formal, la ley determina los medios probatorios que se pueden hacer valer en el juicio como, asimismo, señala al juez el mérito probatorio o eficacia de las diversas pruebas que se rinden por las partes.

El sistema de la libre apreciación de la prueba o de la libre convicción es aquel en que todo el establecimiento de la verdad jurídica queda entregado a la conciencia del juez, el que no está obligado por ninguna regla legal, y ni siquiera debe dar cuenta al fallar, de los medios por los que se convenció.

El sistema de la sana crítica es la manifestación del correcto entendimiento humano, contingente y variable con relación a la expresión del tiempo y lugar, pero estable y permanente en cuanto a los principios lógicos en que debe fundarse la sentencia, ello al decir de Eduardo Couture.


l) Principio de la economía procesal


El proceso, como actividad dinámica que se desarrolla durante cierto lapso, abarca un tiempo.

Ese tiempo implica, naturalmente, una demora en obtener el pronunciamiento judicial, que es el fin perseguido. Significa un lapso en el cual las partes deben realizar un esfuerzo, inclusive económico, como también el Estado. El principio de economía procesal, tiende a evitar esa pérdida de tiempo.


m) Principio de la buena fe procesal


Este principio también es conocido como principio de lealtad, buena fe y probidad y reclama una conducta de las partes en el proceso acorde con la moral.

Como sostiene Véscovi, "desde que se deja de concebir el proceso como un duelo privado en el cual el juez era sólo el árbitro y las partes podían usar de todas las artimañas, argucias y armas contra el adversario para confundirlo, y se proclama la finalidad pública del propio proceso civil, se comenzó a reclamar de los litigantes una conducta adecuada a ese fin y a atribuir al juzgador mayores facultades para imponer el fair play".

Según Eduardo Couture buena fe procesal es la calidad jurídica de la conducta legalmente exigida de actuar en el proceso con probidad, con el sincero convencimiento de hallarse asistido de razón.

Fuente del Texto.

Clic para comentar