Escribe una palabra clave y aprieta enter

Publicado en
Excepciones a Cosa Juzgada en Juicio Ejecutivo

LA COSA JUZGADA EN EL JUICIO EJECUTIVO. EXCEPCIONES


La sentencia definitiva dictada en el juicio ejecutivo, una vez firme o ejecutoriada, produce acción y excepción de cosa juzgada. (Art. 175 C. P. C.)

Por ende, por una parte, puede cumplirse y, por la otra, impide que en un nuevo juicio ejecutivo u ordinario vuelva a discutirse lo resuelto.

Ahora bien, aun cuando lo dicho se desprende de las normas comunes, el artículo 478 del Código dispone que la sentencia recaída en el juicio ejecutivo produce cosa juzgada en el juicio ordinario, tanto respecto del ejecutante como del ejecutado.

Sin embargo, tales normas sobre la cosa juzgada de la sentencia dictada en el juicio ejecutivo frente a un nuevo juicio de este tipo como frente a un juicio ordinario, admiten excepciones.

Esas excepciones están constituidas por la renovación de la acción ejecutiva y por la reserva de derechos.


LA RENOVACION DE LA ACCION EJECUTIVA


La renovación de la acción ejecutiva consiste en que una acción ejecutiva que ha sido rechazada, puede promoverse nuevamente, en razón de que ese rechazo se ha basado en que se han acogido algunas excepciones de carácter dilatorio. (Art. 477)

Tales excepciones son:

a) Incompetencia del tribunal (Art. 464 N° 1 C. P. C.);
b) Incapacidad (Art. 464 N° 2 C. P. C.);
c) Ineptitud del libelo (Art. 464 N° 4 C. P. C.); y
d) Falta de oportunidad en la ejecución. (Art. 464 N° 7 C. P. C.)

Aun cuando hemos señalado que la excepción de "falta de oportunidad en la ejecución" se contempla en el N° 7 del artículo 464 del Código, la doctrina discute respecto del alcance de ella.

En consecuencia, si la demanda ejecutiva se ha rechazado por haberse acogido una o todas estas excepciones, el ejecutante puede iniciar otro juicio ejecutivo una vez subsanado el motivo que posibilitó que se diera lugar a la excepción.

La reserva de derechos es la facultad que la ley da a las partes para que puedan deducir el derecho reservado en un juicio ordinario y dentro del plazo que ella señala.

La reserva, entonces, compete tanto al ejecutante como al ejecutado denominándose, en el primer caso, reserva de acciones, y en el segundo, reserva de excepciones y resulta procedente únicamente para volver a demandar en un juicio ordinario y no en uno ejecutivo.


a) Reserva de derechos o acciones del ejecutante


El ejecutante puede efectuar reserva de sus acciones en dos oportunidades: (Arts. 467, 473 y 478 C. P. C.)

(a) En el plazo para contestar las excepciones. (Art. 467 C. P. C.)

En ese plazo el ejecutante puede desistirse de la demanda ejecutiva con reserva de su derecho para entablar acción ordinaria sobre los mismos puntos que han sido materia de aquélla.

Es un desistimiento diferente al que regula el artículo 148 pues debe ser aprobado de inmediato por el tribunal.
Efectos:

(1) El ejecutante pierde el derecho para deducir nueva acción ejecutiva;

(2) Quedan sin valor el embargo y las demás resoluciones dictadas; y

(3) El ejecutante debe responder de los perjuicios que se hayan causado con la demanda ejecutiva, salvo lo que se resuelva en el juicio ordinario.
Plazo para demandar en juicio ordinario: la ley no lo señala.

(b) Antes de dictarse sentencia. (Art. 478 C. P. C.)

El Código habla de "antes de dictarse sentencia en el juicio ejecutivo".

Sobre ello, debe precisarse que la oportunidad se extiende hasta la citación para oír sentencia pues, posteriormente, no se admiten escritos ni pruebas de ningún género, salvo las excepciones legales entre las que no se encuentra la reserva de derechos. (Arts. 478 inciso segundo y 433 C. P. C.)

Asimismo, debe tratarse de antes de la dictación de sentencia definitiva de primera instancia a fin de que resulte procedente el recurso de apelación. De lo contrario, la causa podría fallarse en única instancia.

Si las acciones se refieren a la existencia de la obligación, el tribunal accederá a la reserva de ellas, si existen motivos calificados.

Por el contrario, si las acciones no se refieren a la existencia de la obligación que ha sido objeto de la ejecución, la reserva se concede siempre.

La declaración de reserva de acciones se efectúa en la sentencia definitiva en el evento que la demanda sea rechazada.

Si se declara la reserva de acciones en la sentencia y ésta acoge, además, la demanda, la sentencia será nula por contener decisiones contradictorias.

Respecto de la naturaleza jurídica de la reserva de acciones, la jurisprudencia ha sostenido que ella es la de ser una acción subsidiaria de la acción principal.

Plazo para demandar en juicio ordinario: el ejecutante debe demandar en el plazo de 15 días contados desde que se le notifique la sentencia definitiva, bajo pena de no ser admitida después.


b) Reserva de derechos o excepciones del ejecutado


Al igual que el ejecutante, el ejecutado tiene dos oportunidades para efectuar la reserva de sus derechos o excepciones: (Arts. 473 y 478)

(a) Al deducir oposición a la ejecución. (Art. 473 C. P. C.)

El ejecutado debe deducir oposición a la ejecución, es decir, debe oponer excepciones, y, en el mismo acto, debe exponer que no tiene los medios de justificar su oposición en el término de prueba y que se le reserve su derecho para el juicio ordinario. También, puede pedir que no se haga pago al acreedor sin que caucione previamente las resultas del juicio ordinario que iniciará.

En este caso, el tribunal dictará sentencia definitiva de pago o de remate y accederá a la reserva de derechos y caución pedidas.

Plazo para demandar en juicio ordinario: el ejecutado debe demandar en el plazo de 15 días contados desde que se le notifique la sentencia definitiva, y si no lo hace, se procede a ejecutar la sentencia sin previa caución o queda cancelada la caución si la había solicitado.

(b) Antes de dictarse sentencia. (Art. 478 C. P. C.)

Sobre el particular, cabe efectuar las mismas precisiones anotadas respecto del término "antes de dictarse sentencia en el juicio ejecutivo" y que ésta debe ser de primera instancia.

Resolución del tribunal: ahora bien, si el ejecutado en esta oportunidad solicita la reserva de sus excepciones, y ellas se refieren a la existencia de la obligación, el tribunal accederá a la reserva si existen motivos calificados.

Si las excepciones no se refieren a la existencia de la obligación que ha sido objeto de la ejecución, ella se concede siempre.

La declaración de reserva de excepciones se efectúa en la sentencia definitiva en el evento que la demanda sea acogida.

Si se declara la reserva de excepciones en la sentencia y ésta rechaza la demanda, la sentencia será nula por contener decisiones contradictorias.

Plazo para demandar en juicio ordinario: el ejecutado debe demandar en el plazo de 15 días contados desde que se le notifique la sentencia definitiva, bajo pena de no ser admitida después.

Fuente del Texto.

Clic para comentar