Escribe una palabra clave y aprieta enter

Publicado en
Tercerías

LAS TERCERIAS


En un sentido amplio, tercería es el procedimiento por el cual interviene un extraño al juicio invocando derechos incompatibles con los de las partes (terceros excluyentes); derechos independientes a los de las partes (terceros independientes); o derechos armónicos con los de las partes (terceros coadyuvantes).

En un sentido restringido, en cambio, tercería es la intervención de un extraño en el juicio ejecutivo invocando los derechos que señala la ley.

En todas las tercerías actúa el tercero como demandante y el ejecutante y el ejecutado como demandados.

Las tercerías son demandas y, por ende, deben cumplir con todos los requisitos de las demandas que establece el artículo 254 del Código.

El artículo 518 del Código, señala que "En el juicio ejecutivo solo son admisibles las tercerías cuando el reclamante pretende" alguno de los derechos que indica.

En consecuencia, en el juicio ejecutivo no cabe la intervención de terceros excluyentes, terceros independientes o terceros coadyuvantes.

a) Clases de tercerías


En el juicio ejecutivo solamente son admisibles:

1. Tercería de Dominio;

2. Tercería de Posesión;

3. Tercería de Prelación;

4. Tercería de Pago; y

5. Tercerías sobre otros derechos. (Arts. 519 y 520 C. P. C.)


1. TERCERIA DE DOMINIO


Es aquella en que interviene un extraño al juicio ejecutivo pretendiendo dominio sobre los bienes embargados.


a) Finalidad


Que se reconozca al tercerista el dominio de los bienes que han sido embargados y que, por ello, se excluyan del embargo pues el ejecutado puede no ser dueño de los bienes.

b) Tramitación


Se tramita en cuaderno separado por los trámites del juicio ordinario pero sin los escritos de réplica ni dúplica. (Art. 521 C. P. C.)

La tercería de dominio, ha dicho la jurisprudencia, es un procedimiento distinto al juicio ejecutivo.

c) Oportunidad para presentarla


La tercería de dominio puede presentarse desde el momento del embargo y hasta que los bienes embargados no hayan sido transferidos al adquirente o rematante, pues si así ha sucedido, el tercerista deberá iniciar una acción reivindicatoria.

En todo caso, el tercerista tiene los mismos derechos que el deudor en cuanto a substituir el embargo por dinero, salvo que se trate de la especie o cuerpo cierto materia de la ejecución. (Arts. 521 inciso 2° y 457 C. P. C.)


d) Efectos de la interposición de la tercería en la tramitación del juicio ejecutivo


Para determinar esos efectos, es preciso distinguir entre cuaderno principal y cuaderno de apremio.

Cuaderno principal: la interposición de la tercería no suspende nunca la tramitación de este cuaderno, por cuanto al tercerista no le importan los resultados de la acción ejecutiva, pues a él únicamente le interesa que se excluyan sus bienes del embargo. (Art. 522 inciso Io C. P. C.)

Cuaderno de apremio: la regla general es que tampoco la interposición de la tercería suspenda la tramitación de este cuaderno.

Por excepción, la interposición de la tercería de dominio suspende la tramitación del cuaderno de apremio, cuando ella se apoya en un instrumento público otorgado con anterioridad a la presentación de la demanda ejecutiva. (Art. 523 C. P. C.)

Si se han embargado bienes no comprendidos en la tercería, el procedimiento de apremio sigue sin restricción respecto de ellos. (Art. 526 C. P. C.)

Cuando la tercería no suspende la tramitación del cuaderno de apremio, el remate se efectúa y se entiende que él recae sobre los derechos que el deudor pueda tener sobre los bienes embargados.

2. TERCERIA DE POSESION


Es aquella en que interviene un extraño en el juicio ejecutivo pretendiendo posesión sobre los bienes embargados.

a) Tramitación


Se tramita como incidente, lo que no significa que lo sea, pues, es un juicio independiente entre tercerista y ejecutante y ejecutado. (Art. 521 C. P. C.)

b) Oportunidad para presentarla


La tercería de posesión puede presentarse desde el momento del embargo y hasta que los bienes embargados no hayan sido transferidos al adquirente o rematante.

El tercerista tiene los mismos derechos que el deudor en cuanto a substituir el embargo por dinero, salvo que se trate de la especie o cuerpo cierto materia de la ejecución. (Arts. 521 inciso 2° y 457 C. P. C.)

c) Efectos de la interposición de la tercería en la tramitación del juicio ejecutivo


Para determinar esos efectos, es preciso distinguir entre cuaderno principal y cuaderno de apremio.
Cuaderno principal: la interposición de la tercería no suspende nunca la tramitación de este cuaderno. (Art. 522 inciso Io C. P. C.)

Cuaderno de apremio: la regla general es que tampoco la interposición de la tercería suspenda la tramitación de este cuaderno.

Por excepción, la interposición de la tercería de posesión suspende la tramitación del cuaderno de apremio, cuando se acompañan antecedentes que constituyan a lo menos presunción grave de la posesión que se invoca. (Art. 522 C. P. C.)

Si se han embargado bienes no comprendidos en la tercería, el procedimiento de apremio sigue sin restricción respecto de ellos. (Art. 526 C. P. C.)


3. TERCERIA DE PRELACION


Es aquella en que interviene un extraño en el juicio ejecutivo pretendiendo derecho para ser pagado preferentemente al ejecutante.

a) Finalidad


Obtener un pago preferente sobre el ejecutante con el producto de los bienes embargados en razón de tenerse un crédito preferencial. Ejemplo: hipoteca.

b) Tramitación


Se tramita como incidente, lo que no significa que lo sea, pues, es un juicio independiente entre tercerista y ejecutante y ejecutado. (Art. 521 C. P. C.)


c) Oportunidad para presentarla


La tercería de prelación puede presentarse desde la interposición de la demanda ejecutiva y hasta que se pague al ejecutante.


d) Efectos de la interposición de la tercería en la tramitación del juicio ejecutivo


La interposición de la tercería de prelación no suspende los trámites del cuaderno principal ni del cuaderno de apremio.

El cuaderno de apremio continúa hasta que quede terminada la realización de los bienes embargados y, verificado el remate, el tribunal manda consignar su producto hasta que se falle la tercería. (Art. 525 C. P. C.)

Si la tercería es acogida: se paga al tercerista con preferencia al ejecutante y el saldo, si lo hay, va a éste.

Si la tercería es rechazada: se paga al ejecutante, pero si no hay otros bienes del deudor, se paga al ejecutante y al tercerista en forma proporcional. (Art. 527 C. P. C.)

4. TERCERIA DE PAGO


Es aquella en que interviene un extraño en el juicio ejecutivo pretendiendo derecho para concurrir en el pago con el ejecutante a falta de otros bienes del deudor.


a) Finalidad


Concurrir con el ejecutante al pago de los bienes embargados porque el deudor carece de otros bienes.

Ello es posible, pues el embargo, por sí solo, no confiere ninguna preferencia al acreedor que lo logra.

b) Tramitación


Se tramita como incidente, lo que no significa que lo sea, pues, es un juicio independiente entre tercerista y ejecutante y ejecutado. (Art. 521 C. P. C.)

El tercerista debe invocar un título ejecutivo y probar que el ejecutante no tiene preferencia alguna para el pago y que el deudor carece de otros bienes. (Art. 527 C. P. C)

En cuando al peso de la prueba acerca de la carencia de otros bienes del deudor, la jurisprudencia ha sostenido que es el tercerista quien debe probar tal circunstancia, "sin que deba ser oído en sus alegaciones de que se trata de la prueba de hechos negativos y que por ello estaría relevado del peso o carga de la prueba, cuestión que es cierta y efectiva en cuanto no puede obligarse a la parte que se limita a negar los hechos aducidos por la contraria a presentar pruebas en apoyo de su negación, pero no en cuanto se refiere a que los hechos negativos no pueden ni deben probarse, puesto que ellos se acreditan mediante el establecimiento de hechos positivos".

c) Oportunidad para presentarla


La tercería de pago puede presentarse desde la interposición de la demanda ejecutiva y hasta que se pague al ejecutante.

d) Efectos de la interposición de la tercería en la tramitación del juicio ejecutivo


La interposición de la tercería de pago no suspende los trámites del cuaderno principal ni del cuaderno de apremio.

El cuaderno de apremio continúa hasta que quede terminada la realización de los bienes embargados y, verificado el remate, el tribunal manda consignar su producto hasta que se falle la tercería. (Art. 525 C. P. C.)

Si la tercería es acogida: se pagan el ejecutante y el tercerista en proporción a sus créditos.

Si la tercería es rechazada: el ejecutante se paga libremente.

5. TERCERIAS SOBRE OTROS DERECHOS


Además de las tercerías ya analizadas, existen otros derechos que un tercero puede hacer valer en el juicio ejecutivo.

Esos derechos son los siguientes:

a) El derecho del comunero sobre la cosa embargada; y

b) El derecho del ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta.

a) El derecho del comunero sobre la cosa embargada. (Art. 519 C. P. C.)

Esta tercería tiene lugar cuando la cosa embargada no pertenece en su totalidad al deudor por hallarse éste en comunidad con otros.

b) El derecho del ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta. (Art. 520 C. P. C.)

Pueden ventilarse como tercerías los derechos que haga valer el ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta.

Fuente del Texto.

Clic para comentar