Escribe una palabra clave y aprieta enter

Publicado en
Manual de Derecho Civil - De las Obligaciones - Ramón Meza Barros

Derecho Civil.


Título: Manual de Derecho Civil - De las Obligaciones
Autor: Ramón Meza Barros
Edición: Décima. Actualizado al año 2008.
Número de Tomos: Uno (1).
Tipo: Formato .PDF

Extracto:

Capítulo I

NOCIONES PRELIMINARES

I. NOCIÓN DE LA OBLIGACIÓN

1. Los derechos patrimoniales. El patrimonio es el conjunto de derechos y obligaciones de una persona, apreciables en dinero.

Los derechos que integran el patrimonio, activa y pasivamente, pues, se caracterizan porque representan una ventaja de orden económico o pecuniario.

Esta ventaja se la suele procurar el titular del derecho directamente sobre las cosas susceptibles de proporcionarla, sin ningún intermediario. Otras veces, este provecho pecuniario se consigue, no ya en virtud de un poder directo sobre la cosa, sino a través del poder o facultad del titular del derecho para que otra persona se lo proporcione, realizando en su favor determinada prestación.

En el primer caso estamos en presencia de un derecho real; en el segundo, de un derecho personal.

Los derechos patrimoniales se agrupan en estas dos grandes categorías. El art. 576 estatuye que “las cosas incorporales son derechos reales o personales”.

2. El derecho real. El art. 577 establece que “derecho real es el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona” y pone de relie' ve sus caracteres fundamentales: relación directa entre el sujeto y la cosa objeto de su derecho y oponibilidad erga omnes.

En el derecho real una cosa se encuentra sometida, total o parcialmente, al poder de una persona, en virtud de una relación inmediata, oponible a toda otra persona.

Media entre el sujeto activo del derecho y la cosa objeto del mismo un vínculo o relación estrecha y directa; ningún intermediario actúa para el ejercicio de las facultades que el derecho importa. El usufructuario de una cosa tiene, con prescindencia de toda otra persona, por sí mismo, el derecho de gozarla. Bien diversa es la situación de un mero arrendatario: su derecho no recae directamente sobre la cosa, sino que consiste en la facultad de conseguir de otra persona, el arrendador, que le proporcione este goce.

Pero esta concepción que muestra al titular del derecho real gozando de la cosa a solas, ha sido rudamente criticada. Los derechos son relaciones entre personas y el derecho real, como todo derecho, supone un sujeto activo, un sujeto pasivo y un objeto.

El sujeto pasivo es todo el mundo y el derecho real debe concebirse, más bien, como una relación obligatoria en que el sujeto activo es simple, constituido por una persona determinada, y el sujeto pasivo, innumerable e indeterminado, porque comprende a todas las personas que entren en relación con el sujeto activo.

El rol del sujeto pasivo se traduce en una abstención. Crea el derecho real una obligación negativa universal, que consiste en abstenerse de turbar el pacífico ejercicio del derecho.

Clic para comentar