Escribe algo y presiona enter

Nulidades Procesales

LAS NULIDADES PROCESALES


Las nulidades procesales son tratadas por el Código en los artículos 159 a 165 y, en virtud de tales normas, solo pueden anularse las actuaciones o diligencias judiciales defectuosas del procedimiento que ocasionen a los intervinientes un perjuicio reparable únicamente con la declaración de nulidad.

El Código dispone que existe perjuicio cuando la inobservancia de las formas procesales atenta contra las posibilidades de actuación de cualquiera de los intervinientes en el procedimiento.

Por otra parte, se presume de derecho la existencia del perjuicio, si la infracción ha impedido el pleno ejercicio de las garantías y de los derechos reconocidos en la Constitución, o en las demás leyes de la República.

La declaración de nulidad procesal se debe impetrar, en forma fundada y por escrito, incidentalmente, en las siguientes oportunidades:


1°. Dentro de los 5 días siguientes a aquél en que el perjudicado haya tomado conocimiento fehaciente del acto cuya invalidación persiga; y

2°. Si el vicio se ha producido en una actuación verificada en una audiencia: debe impetrarse verbalmente antes del término de la misma audiencia.

El Código dispone que no puede reclamarse la nulidad de actuaciones verificadas durante la etapa de investigación, después de la audiencia de preparación del juicio oral.

Por otra parte, la solicitud de nulidad presentada extemporáneamente será declarada inadmisible.

La declaración de nulidad solo puede solicitar la declaración de nulidad el interviniente en el procedimiento perjudicado por el vicio y que no haya concurrido a causarlo.

Nulidad de oficio: si se trata de la nulidad por un vicio que ha impedido el pleno ejercicio de las garantías y de los derechos reconocidos en la Constitución, o en las demás leyes de la República, el tribunal puede declarar de oficio la nulidad.

En los demás casos, si el tribunal estima que se ha producido un acto viciado y la nulidad no se ha saneado aún, lo pondrá en conocimiento del interviniente en el procedimiento, a quien estime que la nulidad le ocasiona un perjuicio, a fin de que proceda como crea conveniente a sus derechos.

Las nulidades pueden quedar subsanadas en los casos que señala el Código.


1. La declaración de nulidad del acto conlleva la de los actos consecutivos que de él emanan o dependan;

2. El tribunal, al declarar la nulidad, determinará concretamente cuáles son los actos a los que ella se extiende y, siendo posible, ordenará que ellos se renueven, rectifiquen o ratifiquen.

3. La solicitud de nulidad constituye preparación suficiente del recurso de nulidad para el caso que el tribunal no resuelva la cuestión de conformidad a lo solicitado.