Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Recurso de Queja y Queja Disciplinaria

RECURSO DE QUEJA


Es aquel medio que franquea la ley a la parte agraviada con una falta o abuso grave cometido en la dictación de una resolución de carácter jurisdiccional.


a) Resoluciones en contra de las cuales procede


El recurso procede cuando la falta o abuso grave se haya cometido en la dictación de:

1. Sentencias definitivas; y

2. Sentencias interlocutorias que pongan término al juicio o hagan imposible su continuación.

En ambos casos, esas resoluciones no deben ser susceptibles de recurso alguno sea ordinario o extraordinario, sin perjuicio de la atribución de la Corte Suprema para actuar de oficio en ejercicio de sus facultades disciplinarias.

Excepción: Las sentencias definitivas de primera o de única instancia dictadas por árbitros arbitradores, en cuyo caso procederá el recurso de queja además del recurso de casación en la forma. (Art. 545 C. O. T.)


b) Plazo para interponerlo


El agraviado debe interponer el recurso en el plazo fatal de 5 días contado desde la fecha en que se le notifique la resolución que motiva el recurso, plazo que se aumenta según la tabla de emplazamiento del artículo 259 del Código de Procedimiento Civil, cuando el tribunal que haya pronunciado la resolución tenga su asiento en una comuna o agrupación de comunas diversa de aquella en que lo tenga el tribunal que deba conocer del recurso. Con todo, el plazo total para interponer el recurso no puede exceder de 15 días hábiles, contado desde igual fecha. (Art. 548 C. O. T.)

c) Forma de interponerlo


1. El recurso se debe interponer ante el mismo tribunal que conocerá de él y que corresponde al superior jerárquico del que dictó la resolución;

2. El recurso lo puede interponer la parte personalmente; su mandatario judicial; su abogado patrocinante o un procurador del número, pero siempre, debe ser expresamente patrocinado por abogado habilitado para el ejercicio de la profesión;

3. El escrito debe contener las siguientes menciones:

(a) Se deben indicar nominativamente los jueces o funcionarios recurridos;

(b) Se debe individualizar el proceso en el cual se dictó la resolución que motiva el recurso;

(c) Se debe transcribir la resolución o acompañar copia de ella, si se trata de sentencia definitiva o interlocutoria;

(d) Se debe consignar el día de su dictación, la foja en que rola en el expediente y la fecha de su notificación al recurrente; y

(e) Se deben señalar clara y específicamente las faltas o abusos que se imputan a los jueces o funcionarios recurridos. (Art. 548)

(f) Junto con el escrito se debe acompañar un certificado, emitido por el secretario del tribunal, en el que conste: el número de rol del expediente y su carátula; el nombre de los jueces que dictaron la resolución que motiva el recurso; la fecha de su dictación y la de su notificación al recurrente y el nombre del mandatario judicial y del abogado patrocinante de cada parte.

El secretario del tribunal debe extender este certificado sin necesidad de decreto judicial y a sola petición, verbal o escrita, del interesado.

(g) El recurrente puede solicitar orden de no innovar en cualquier estado del recurso, ante lo cual, el Presidente del Tribunal, designará la Sala que deba decidir sobre este punto y a esa misma Sala le corresponderá dictar el fallo sobre el fondo del recurso.

d) Tramitación


1. Interpuesto el recurso, la Sala de cuenta del respectivo tribunal colegiado debe comprobar que él cumpla con los requisitos señalados anteriormente, salvo el N° 5 obviamente, y, en especial, si la resolución que lo motiva es o no susceptible de otro recurso.
De no cumplir con esos requisitos o ser la resolución susceptible de otro recurso, lo declarará inadmisible sin más trámite. En contra de esta resolución solo procede el recurso de reposición fundado en error de hecho. No obstante, si no se ha acompañado el certificado a que se alude en el N° 4 anterior, por causa justificada, el tribunal dará un nuevo plazo fatal e improrrogable para ello, el cual no podrá exceder de 6 días hábiles;

2. Admitido a tramitación el recurso, se pide de inmediato informe al juez o jueces recurridos, el cual solo podrá recaer sobre los hechos que, según el recurrente, constituyen las faltas o abusos que se les imputan. El tribunal recurrido deberá dejar constancia en el proceso del hecho de haber recibido la aludida solicitud de informe y disponer la notificación de aquélla a las partes, por el estado diario. El informe debe ser evacuado dentro de los 8 días hábiles siguientes a la fecha de recepción del oficio respectivo.

Cabe destacar, que esta norma consagra una excepción a la regla general, pues ordena notificar una constancia, en circunstancias que lo que se notifica son las resoluciones judiciales;

3. Vencido el plazo anterior, se haya o no recibido el informe, se procederá a la vista del recurso, para lo cual se agregará preferentemente a la tabla, no procediendo la suspensión de la vista y el tribunal solo podrá decretar medidas para mejor resolver una vez terminada la vista;

4. Cualquiera de las partes podrá comparecer en el recurso hasta antes de la vista de la causa;

5. Si se presentan abogados a alegar, el plazo de que disponen para ello es de media hora, tanto en las Cortes de Apelaciones como en la Corte Suprema, en virtud de lo dispuesto en los artículos 223 inciso 4° y 783 inciso 2° del Código de Procedimiento Civil, existiendo la posibilidad de prórroga de tal tiempo en los casos previstos en esas disposiciones, es decir, en las Cortes de Apelaciones, se puede prorrogar el tiempo a petición del interesado por el lapso que se estime conveniente; y en la Corte Suprema, por simple mayoría del tribunal, se puede prorrogar el tiempo para alegar; y

6. Los miembros del Poder Judicial gozan de privilegio de pobreza para su defensa en los recursos de queja o en la sustanciación de medidas disciplinarias que les afecten personalmente. (Art. 549 C. O. T.)


e) Fallo del recurso


1. El fallo que rechaza el recurso se comunica al o a los recurridos y se le devuelven los antecedentes si se han ordenado traer a la vista;

2. El fallo que acoge el recurso, debe contener las consideraciones precisas que demuestren la falta o abuso, así como los errores u omisiones manifiestos y graves que los constituyan y que existan en la resolución que motiva el recurso, y determinará las medidas conducentes a remediar tal falta o abuso;

3. En ningún caso se puede modificar, enmendar o invalidar resoluciones judiciales respecto de las cuales la ley contempla recursos jurisdiccionales ordinarios o extraordinarios, salvo que se trate de un recurso de queja interpuesto en contra de sentencia definitiva de primera o única instancia dictada por árbitros arbitradores;

4. En caso que un tribunal superior de justicia, haciendo uso de sus facultades disciplinarias, invalide una resolución jurisdiccional, debe aplicar la o las medidas disciplinarias que estime pertinentes. En este caso, la sala dispondrá que se dé cuenta al tribunal pleno de los antecedentes para los efectos de aplicar las medidas disciplinarias que procedan, atendida la naturaleza de las faltas o abusos, la que no podrá ser inferior a amonestación privada. (Art. 545 C. O. T.)

Las resoluciones que impongan una medida disciplinaria, tan pronto como queden ejecutoriadas, deben ser transcritas al Ministerio de Justicia, a la Corte Suprema y a las Cortes de Apelaciones.

La renuncia voluntaria presentada por un funcionario judicial deberá acompañarse de un certificado del tribunal superior respectivo que acredite que no se encuentra sometido a sumario en que se investigue su conducta. Si el funcionario se encontrare en este caso, el Presidente de la República no cursará su renuncia mientras no queden ejecutoriadas. (Art. 552 C.O.T.)

QUEJA DISCIPLINARIA


La queja disciplinaria, o queja propiamente tal, no es un recurso, sino que, es aquella que se refiere a la conducta ministerial o a las actuaciones de los jueces y demás funcionarios que están sujetos a la jurisdicción disciplinaria de las Cortes y que no se fundan en faltas o abusos graves que se hayan cometido en el pronunciamiento de una resolución o en otra actuación determinada.

Además de las normas que consagra el Código Orgánico de Tribunales, las quejas se rigen por el Auto Acordado de la Corte Suprema sobre recursos de queja, de 6 de noviembre de 1972.

Estas quejas son de conocimiento del Tribunal Pleno respectivo. (N° 14)

El artículo 547 del Código Orgánico de Tribunales señala: "Las Cortes de Apelaciones tendrán diariamente una audiencia pública para oír las quejas verbales que alguien quiera interponer contra los subalternos dependientes de ellas".

En conformidad al Auto Acordado, no se dará curso a las quejas después de 60 días de ocurridos los hechos que las motivan, sin perjuicio de las facultades de los tribunales para proceder de oficio. (N° 15)

Los fallos que acojan las quejas contendrán los fundamentos demostrativos de las faltas, abusos, incorrecciones o actuaciones indebidas; aplicarán sanción disciplinaria, si se estima procedente, y determinarán las medidas necesarias para remediar el mal causado.

Fuente del Texto.

Clic para comentar