Escribe una palabra clave y aprieta enter

Publicado en
Manual de la Sucesión por Causa de Muerte y Donaciones Entre Vivos - Ramón Meza Barros

Derecho Civil.


Título: Manual de la Sucesión por Causa de Muerte y Donaciones Entre Vivos
Autor: Ramón Meza Barros
Edición: Novena. Actualizado al año 2008.
Número de Tomos: Uno (1).
Tipo: Formato .PDF

Extracto:

Capítulo I

GENERALIDADES
I. IDEAS GENERALES Y DEFINICIONES

1. Diversas acepciones del término sucesión. El término sucesión tiene diversos significados.

En un sentido amplio, lato sensu, suceder a una persona es ocupar su lugar y recoger sus derechos a cualquier título. Se puede decir que el comprador sucede al vendedor, que el donatario es sucesor del donante.

En este amplio significado la expresión sucesión es aplicable a todos los modos derivativos de adquirir.

Pero, en un sentido más limitado, stric-to sensu, la expresión evoca la idea de muerte y tiene un triple significado:

a) Designa, por de pronto, la transmisión de todo o parte del patrimonio de una persona fallecida a una o más personas vivas, señaladas por el difunto o la ley;

b) Sirve para designar, también, el patrimonio mismo que se transmite, el objeto de la transmisión. Así, el art. 1376 establece que “no habiendo en la sucesión lo bastante para el pago de todos los legados, se rebajarán a prorrata”;

c) En fin, la expresión designa frecuentemente el conjunto de los sucesores. Se habla, así, de “la sucesión” de Pedro o Juan.

2. La sucesión por causa de muerte es un modo de adquirir el dominio. La sucesión por causa de muerte es uno de los modos de adquirir el dominio que señala el art. 588.

a) La sucesión por causa de muerte es un modo de adquirir derivativo, porque el derecho del sucesor emana o procede del que tenía su antecesor.

Como una lógica consecuencia, el sucesor no adquirirá más derechos que los que pertenecían al causante: nemo plus juris ad alium transferre potest quam ipse habet.

Si el causante era propietario, transmite la propiedad al causahabiente. Si no tenía el dominio, no transmite sino sus derechos transmisibles.

En resumen, la transmisión que opera la sucesión por causa de muerte no modifica el contenido ni la extensión del derecho: éste no sufre alteraciones ni en su naturaleza ni en sus efectos.

b) Es un modo de adquirir gratuito porque el sucesor reporta un beneficio, que puede aceptar o rechazar libremente, sin que le imponga el gravamen de una contraprestación.

3. Derechos que se adquieren por sucesión por causa de muerte. La sucesión por causa de muerte sirve para adquirir tanto los derechos reales como los derechos personales o créditos. Solamente no pasan al sucesor los derechos, de una y otra clase, que la ley declara intransmisibles.

En el ámbito de los derechos personales merece observarse que se transmiten por causa de muerte activa y pasivamente. El traspaso de las obligaciones por acto entre vivos difiere sustancialmente del que se verifica por causa de muerte. Por acto entre vivos se traspasa el crédito, pero no la deuda.

4. Derechos intransmisibles. Por regla general, todos los derechos son transmisibles. Por excepción no se transmiten ciertos derechos que, debido a su carácter persona-lísimo, se extinguen por la muerte de su titular.

Clic para comentar