Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Los decretos

Concepto de Decretos


Decreto es un término genérico que comprende los simples o decretos propiamente tales, las ordenanzas y las instrucciones.

Se puede definir en términos amplios como un mandato escrito, revestido de las formalidades prescritas por el ordenamiento jurídico y dictado unilateralmente por la autoridad administrativa en el ejercicio de sus funciones.


Clasificación de los decretos


1.- De acuerdo a su contenido pueden haber: Reglamentos o simples decretos.

- DECRETOS REGLAMENTARIOS o REGLAMENTOS son aquellos decretos que dicta el Presidente de la República y que tienen por objeto dictar normas aplicables a un número indeterminado de personas o para una situación indeterminada (son generales como una ley)

- SIMPLES DECRETOS: Son para una situación particular (no son generales). Por ejemplo los decretos por cuya virtud se nombra un embajador o se concede la nacionalidad por gracia a una persona determinada.

Los simples decretos son el conjunto de normas ya más específicas e individualizadas, nacidas de autoridades distintas del Presidente de la República.

2.- Dependiendo de la autoridad de quien emana, hay: Decretos supremos e instrucciones.

DECRETO SUPREMO: Los Decretos que emanan del Presidente de la República para distinguirlos de los emanados de otras autoridades se les denominan Decretos Supremos.

Éstos, entonces, emanan del Presidente de la República quien expresa formalmente su voluntad y administra el Estado mediante esta especial fuente formal. Los hay de muy distinto carácter: promulgatorios, de urgencia, de insistencia, de emergencia, etc.

Estos Decretos Supremos deben cumplir ciertas formalidades, por lo general, son firmados por el Presidente de la República y por el Ministro de Estado respectivo, quien puede firmar sólo pero por orden del Presidente y están afectos al trámite de toma de razón por parte de la Contraloría.

Por los Decretos de insistencia el Presidente de la República firma junto a todos sus ministros exige a la Contraloría que tome razón de un decreto supremo que ha estimado ilegal o inconstitucional. Prima la opinión del Presidente de la República sobre dos criterios distintos de interpretación de la legalidad de un acto administrativo.

El artículo 35 de la CPE establece que los Decretos y Reglamentos del Presidente de la República deberán firmarse por el Ministro respectivo y no serán obedecidos sin este esencial requisito.

Los Decretos e Instrucciones podrán expedirse con la sola firma del Ministro respectivo, por orden del Presidente de la República, en conformidad a las normas que al efecto establezca la ley.

La tramitación de un Decreto


1ª Etapa. ESCRITURACIÓN

Salvo las Instrucciones que pueden ser verbales, los decretos son escritos. Los decretos deben ser firmados por la autoridad que la Constitución o las leyes faculta.

Los decretos Supremos y las Instrucciones son firmados por el Presidente y su Ministro o sólo por éste último por orden del Presidente. En ciertos casos (decretos de emergencia y de insistencia) deben firmarlos todos los Ministros conjuntamente con el Presidente.

Los Decretos son fechados y numerados correlativamente por cada Ministerio o Servicio Público.

Una vez definido el texto del decreto y firmado por la autoridad correspondiente son sometidos a su examen de legalidad.

2ª etapa. TOMA DE RAZÓN

Habíamos definido este trámite como un control preventivo de la legalidad de los decretos realizado por la Contraloría General de la República mediante el trámite de Toma de Razón.

Una vez firmado un Decreto se remite a la Contraloría para que ésta se pronuncie sobre su constitucionalidad y legalidad. Si lo aprueba o no objeta oportunamente “Toma de Razón” del mismo; si lo estima ilegal o inconstitucional lo “Representa” devolviéndolo a la autoridad que lo dictó.

Decíamos que el Presidente de la República, con la firma de todos los Ministros puede insistir en el Decreto y en tal caso la Contraloría debe tomar razón del mismo (Decreto de insistencia), enviando copia del mismo a la Cámara de Diputados, para que ésta pueda ejercer la responsabilidad política si lo estima conveniente.

También puede el Presidente, y será usual, aceptar el criterio de la Contraloría modificando la parte objetada del Decreto.

Con todo si la “Representación” efectuada por la Contraloría tuviere lugar con respecto a un Decreto Promulgatorio de una ley o de una reforma constitucional por apartarse del texto aprobado, o a un decreto o resolución por ser contrario a la Constitución, el Presidente de la República carece de la facultad de insistir y solo puede requerir del Tribunal Constitucional, dentro del plazo de diez días, a fin de que este resuelva la controversia.

3ª etapa. PUBLICACIÓN O NOTIFICACIÓN

Una vez tramitado el Decreto en la Contraloría debe dársele publicidad. No hay normas legales precisas sobre la publicación de los decretos, sin embargo, ellos se publican en el Diario Oficial cuando tienen alcance general o cuando la ley lo exige expresamente. En caso contrario, simplemente se comunica a los interesados o afectados por el Decreto (Ejecutivo) o Resolución (Jefe de Servicio)

Apuntes de Clases de Derecho Civil I - Ruz Látirga, Gonzalo

Clic para comentar