Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Jurisprudencia de Tribunales

JURISPRUDENCIA DE LOS TRIBUNALES


Etimológicamente hablando, jurisprudencia viene del latín juris, prudentia que puede ser definido de nuestros días como el arte o la sabiduría en materia de derecho. De hecho en Roma se le llamó jurisprudentes, a los jurisconsultos creadores del derecho.

Tratar de la jurisprudencia como función de los Tribunales significa abordarla, tal como se hiciera respecto de la doctrina, como fuente del derecho. Desde ese punto de vista se puede decir que la función jurisprudencial presenta dos aspectos: Primeramente encontramos la jurisprudencia como el conjunto de principios emanados de los fallos uniformes de los tribunales de Justicia, y, en segundo lugar, como norma jurídica particular, es decir, como fuente creadora de normas jurídicas.

El juez al ejercer la función jurisdiccional y por mandato constitucional tiene la obligación de conocer lo juzgado y de hacer cumplir lo fallado. Porque este juez no puede excusarse de ejercer su magistratura por falta de ley que resuelva el caso o por existencia de dos o más leyes que lo hagan, su labor se reduce en general a interpretar la norma la más adecuada para la resolución del conflicto sometido a su decisión.

Evidentemente que en esta labor se puede ver ayudado de lo que ha sido fallado anteriormente por otros jueces en materias similares a fin de encontrar un principio o una línea directriz de resoluciones análogas en un mismo sentido. Es en este contexto que hablamos de la jurisprudencia como el conjunto de principios emanados de los fallos uniformes de los tribunales de justicia.

En efecto, cuando los tribunales de superior jerarquía, resuelven varios casos semejantes, aplicando las mismas disposiciones legales en un idéntico sentido, van surgiendo ciertos principios y criterios rectores en la aplicación de la ley, pues al momento de aplicar la ley se resuelve siempre de la misma manera.

Un poco de historia según don M. Pacheco


En las épocas primitivas el derecho era consuetudinario y la aplicación de sus normas estaba entregada a los jueces, con lo cual la jurisprudencia tenía rango de fuente del derecho.

En la Edad Media las sentencias de los jueces constituían una fuente jurídica importante creando a veces las normas jurídicas y acogiendo otras los antiguos usos y costumbres.

La Revolución francesa miró con recelo a la jurisprudencia por el peligro que podría suponer para la preeminencia legislativa.

El sistema anglosajón y el sistema continental europeo


Modernamente en los países anglosajones, donde el derecho no está codificado, el juez no es considerado como un intérprete de la ley sino como la autoridad que crea el Derecho. Las sentencias, al menos de los Tribunales superiores de justicia, constituyen un precedente que en lo futuro obliga al mismo Tribunal y a los Tribunales inferiores. Por ello el Derecho inglés es esencialmente un Derecho Judicial.

En los países de Derecho codificado la importancia de la jurisprudencia es menor, pues en ellos a pesar de existir un tribunal supremo de Casación esto no garantiza la uniformidad, porque los tribunales inferiores no están obligados a seguir fallando los nuevos casos obedeciendo al criterio fijado por la Corte de Casación.

La Jurisprudencia está unida a la labor de los tribunales de Justicia. La Jurisprudencia es el conjunto de principios emanados del fallo. La Jurisprudencia también es entendida como norma jurídica particular.

Se habla de Jurisprudencia o existe Jurisprudencia, porque sobre la misma materia existen fallos semejantes.

En el Derecho anglosajón, la jurisprudencia es fuente formal porque el juez se transforma en una autoridad que va creando derecho. Es el juez el que va creando el derecho, de esta manera el juez está en la obligación de seguir fallando de la misma manera; aquí el fallo es vinculante para el juez.

Si el juez deja de respetar las formas de fallar atenta contra el derecho consuetudinario, la costumbre jurisprudencial que allá se le llama Common law para oponerla a la ley escrita o Civil law. Lo que dice el juez es una norma como lo es la ley para los sistemas codificados. La Jurisprudencia es fuente formal del derecho en esos sistemas jurídicos.

La Jurisprudencia en Chile


Artículo 3º inc. 2º del Código Civil: “Las sentencias judiciales no tienen fuerza obligatoria sino respecto de las causas en que actualmente se pronunciaren”.

El juez no está obligado en otro caso a fallar de la misma manera. No es vinculante para el juez el fallo anterior.

La Corte Suprema (Tribunal de mayor jerarquía) puede ir sentado ciertos criterios, pero no obligan a los tribunales inferiores a ir aplicando estos criterios. Aunque en la práctica, la gran mayoría respeta estos precedentes dejados.

La jurisprudencia como norma jurídica particular


La encontramos fundamentalmente cuando el juez está aplicando la ley.

En aplicación del principio de inexcusabilidad del juez, que ya hemos visto que tiene rango constitucional, y también legal al reiterarlo el artículo 10 inciso 2° del Código Orgánico de Tribunales, el juez al elaborar su sentencia, va transformando su decisión en norma jurídica, en ese caso su decisión es fuente del derecho, pero sólo obliga a las partes que hayan intervenido en ese juicio, según lo prescribe el artículo 3° del Código Civil.

La pregunta que queda por hacer es si la jurisprudencia constituye o no una fuente formal del derecho:

Para responderla tenemos que hacer una distinción:

1.- Si concebimos la jurisprudencia en su acepción de conjunto de principios emanados de los tribunales superiores de justicia, dependerá del sistema de derecho en que se aplique. Así va constituir fuente formal, con fuerza vinculante para el juez, en los sistemas no codificados, como el de la Common law; mientras que sólo constituirá una fuente material, sin valor vinculante para el juez, en los sistemas herederos del derecho romano germánico como el nuestro.

2.- Si concebimos la jurisprudencia como norma jurídica particular, claramente ella es fuente formal del derecho, en Chile y en todas partes, pero sólo obliga a las partes intervinientes en el litigio judicial.

Apuntes de Clases de Derecho Civil I - Ruz Látirga, Gonzalo

Clic para comentar