Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Omisión y Eliminación de Antecedentes Penales - Cristián Ríos López

Derecho Penal.


Título: Omisión y Eliminación de Antecedentes Penales
Autor: Cristián Ríos López
Edición: Segunda edición. Actualizado al año 2015.
Número de Tomos: Uno (1).
Tipo: Formato .PDF

Extracto:

INTRODUCCIÓN A LA PRESENTE EDICIÓN

Hemos querido ofrecer un texto sin grandes pretensiones, que no busca asentar doctrina ni mucho menos agotar todas las posibles variables del tema propuesto, pero que estimamos necesario como una guía básica que encamine al lector, abogado o futuro letrado, en el sinuoso camino de los registros sancionato-rios y las maneras de eliminar u omitir sus anotaciones.

Como el lector podrá notar, nuestro ordenamiento jurídico, lejos de simplificar todo aquello relativo a los regímenes regístrales de condenas por sanciones penales, ha complejizado y multiplicado las distinciones y subdistinciones de cada pieza de información relativa a este tipo de bases de datos. De hecho, al hacer una breve relación de las normas que inciden en la materia, podemos dimensionar la apabullante y farragosa fronda regulatoria a la que nos enfrentamos.

Es así como, en cuanto a normas de rango legal, podemos contabilizar los siguientes cuerpos regulatorios que inciden en las bases de datos por sanciones penales: Ley 19,628, de 28 de agosto de 2014, “sobre protección de la vida privada”; Ley N° 20.285, de 11 de agosto de 2008, “sobre acceso a la información pública”; Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 29, de octubre de 2009, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley N° 18.290, o Ley de Tránsito; Decreto Ley N° 3.482, de 17 de septiembre de 1980, que “concede indulto, reduce la pena y elimina anotaciones prontuariales a las personas condenadas en las condiciones que expresa”; el Decreto Ley N° 409, de 18 de agosto de 1932, que regula eliminaciones del prontuario penal; el Decreto Ley N° 645, de 28 de octubre de 14 de 1945, “sobre el registro general de condenas”; la Ley N° 19.962, de 25 de agosto de 2004, que “dispone la eliminación de ciertas anotaciones prontuariales”, la que a su vez fue modificada por la Ley N° 20.200 de 20 de julio de 2007; la Ley N° 20.084, de 07 de diciembre de 2005, que “establece un sistema de responsabilidad de adolescentes por infracciones a la ley penal”; la Ley N° 18.216, de 14 de mayo de 1983, modificada por la Ley N° 20.603 de 27 de junio de 2013, que “establece penas que indica como sustitutivas a las penas privativas o restrictivas de libertad”; la Ley N° 18.287, de 07 de febrero de 1984, que “establece procedimiento ante juzgados de policía local”; la Ley N° 19.968, de 30 de agosto de 2004, que crea los tribunales de familia; la Ley N° 20.066, de 07 de octubre de 2005, que regula la “violencia intrafamiliar” y la Ley N° 20.594, de 19 de junio de 2012, que “crea inhabilidades para condenados por delitos sexuales contra menores y establece un registro de dichas inhabilidades”, además de otros cuerpos normativos referidos en el texto.

Asimismo, en cuanto a normas de rango administrativo, resaltan los siguientes decretos del Ministerio de Justicia: Decreto Supremo 64, de 27 de enero de 1960, que reglamenta la “eliminación de prontuarios penales, de anotaciones, y el otorgamiento de certificados de antecedentes”; el Decreto 1120 de 18 de enero de 1984, modificado por el Decreto 629 de 27 de diciembre de 2013, que establece el “reglamento de la Ley N° 18.216”; el Decreto 1378, de 25 de abril de 2007, que aprueba el reglamento de la Ley N° 20.084 “establece un sistema de responsabilidad de adolescentes por infracciones a la ley penal” y el Decreto 475, de 10 de octubre de 2012, que aprueba reglamento de la sección especial del registro general de condenas denominada “inhabilitaciones para ejercer funciones en ámbitos educacionales o con menores de edad (artículo 39 bis del código penal) y otros cuerpos reglamentarios.

Atendiendo al nivel de desorganización normativa en este ámbito, estimamos que resultaba necesario realizar un aporte práctico al abogado litigante, a aquel que acostumbra a pasar por pórticos detectores de metal y que realiza su trabajo sentándose en escritorios frente a jueces que resuelven sobre el futuro...

Clic para comentar