Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Manual de Tramitación Electrónica - Rodrigo Silva Montes

Derecho Procesal.


Título: Manual de Tramitación Electrónica
Autor: Rodrigo Silva Montes
Edición: Primera edición. Actualizado al año 2016.
Número de Tomos: Uno (1).
Tipo: Formato .PDF

Extracto:

INTRODUCCIÓN

Nuestra sociedad clama a gritos por una reforma orgánica de nuestra legislación procesal civil. Ahí están los académicos de la Universidad de Chile y otras, estudiando, proponiendo, sugiriendo. Ahí están los proyectos de nuevo Código Procesal Civil de mayo de 2009, de la Presidenta Bachelet; y de marzo de 2012, del Presidente Piñera. Hay otros.

Es que la legislación actualmente vigente principia con los Mensajes de Ia de febrero de 1893 (Presidente Jorge Montt). Rige desde 1903 (Presidente Germán Riesco); y no da para más. Una sociedad y una democracia moderna como la que pretendemos exige una legislación procesal civil acorde.

Por falta de recursos y por voluntad política se debió privilegiar, a buena hora, la reforma procesal penal.

En cuanto a la otra, la civil, se han ido dando algunos pasos: se ha reformado la legislación procesal laboral y de familia; se han creado tribunales ambientales, tribunales tributarios y aduaneros; un Tribunal Constitucional; otro de la Libre Competencia...

Pero no se ha logrado la tan anhelada reforma procesal civil. Ya desde la Ley Ns 18.705, de 1988, se observa una decisión de avanzar. Ello se ha traducido en reformas varias que si bien contribuyen, no resuelven.

La última es aquella de la que nos ocupamos en las páginas siguientes, la Ley Na 20.886, publicada en el Diario Oficial el 18 de diciembre de 2015. Es insuficiente. Se trata de reformas al Código de Procedimiento Civil y otros cuerpos legales, para establecer la “tramitación digital” de los procedimientos judiciales.

Estas reflexiones han surgido de apuntes de clases para mis estudiantes de Derecho Procesal.

Seguiré en lo posible el mismo orden de la Ley Ne 20.886, haciendo las concordancias, observaciones y comentarios que sean necesarios, junto a dos autos acordados de la Corte Suprema sobre el particular.

Una vez más debo agradecer el apoyo del rector de la Universidad Miguel de Cervantes, Sr. Gutenberg Martínez, y la colaboración de la directora de la Escuela de Derecho de esa casa de estudios, Sra. Elisabeth Sescovich; como asimismo del Sr. Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, don Ramiro Mendoza. Debo también mencionar a mi editora general, Sra. Rosa Da Venezia, de la Editorial Jurídica de Chile, quien con infinita paciencia convierte mis pensamientos desordenados en estas páginas.

Este es el octavo libro de mi autoría que publica la Editorial Jurídica de Chile. Como no mencionar y agradecer entonces a Vicente García Huidobro -sí, nieto del poeta- por haberme contado dónde quedaba esta casa editorial, y haberme conducido a ella.

Espero que las líneas siguientes contribuyan al estudio de esta hermosa disciplina, el Derecho Procesal, especialmente a estudiantes, pero también a colegas del foro; y a la toma de conciencia en la urgencia de una reforma orgánica a la legislación procesal civil.

El autor

Clic para comentar