Escritos Judiciales

La presentación de escritos judiciales es la forma natural en la cual las partes se comunican con el tribunal para los efectos de formular sus diversas peticiones en el procedimiento en el cual predomina el principio de la escrituración. Así, por ejemplo, en juicio ordinario o juicio sumario es indispensable presentar la demanda conforme los requerimientos del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil, para que así, el órgano jurisdiccional competente resuelva respecto de nuestras pretensiones.

Apuntes de Derecho

Concepto de escrito judicial

Acerca de la definición de escritos judiciales, podemos afirmar que escrito es un acto jurídico procesal de carácter solemne que contiene las solicitudes que presentan las partes al tribunal y que debe reunir los requisitos contenidos en la ley, especialmente los establecidos en el Código de Procedimiento Civil.

En consecuencia, los escritos deben seguir ciertas directrices que el legislador procesal impone a los interesados. Tales requisitos se ordenan en los artículos 30 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, sin perjuicio de lo establecido por normas especiales como, por ejemplo, el Código Procesal Penal o la Ley N° 19.968 que crea los Tribunales de Familia.

Requisitos que deben cumplir los escritos

Manera de presentar un escrito. Los escritos y documentos se presentarán por vía electrónica conforme se dispone en los artículos 5° y 6°, respectivamente, de la Ley General sobre Tramitación Electrónica de los Procedimientos Judiciales (Ley N° 20.886). Así lo dispone el artículo 30 del Código de Procedimiento Civil.

Con todo, existen excepciones a esta regla que habilitan la presentación de escritos en papel. Así, por ejemplo, el Auto Acordado de la Corte Suprema sobre tramitación del recurso de protección de garantías constitucionales permite interponer la acción de protección en papel simple o por cualquier medio electrónico.

Contenido del escrito. El legislador procesal sólo establece que el escrito debe encabezarse con una suma que indique el contenido o el trámite de que se trata. Así se pronuncia el artículo 30 del Código de Procedimiento Civil.

A este respecto, podemos señalar que en todo escrito judicial se diferencian 3 partes:

  • En primer lugar, la suma del escrito, vale decir, el resumen del contenido o de las peticiones que se formulan al tribunal. Si es más de una petición, se señala "en lo principal" y "en el otrosí" o "en el primer otrosí", etc. A propósito cuando se habla de otrosí, en jerga judicial significa "además".
  • En segundo término, aparece el contenido del escrito, es decir, la individualización del tribunal, de la parte que solicita, el proceso (rol y caratula), y el desarrollo del escrito (en este punto, no hay términos sacramentales, así que utiliza una redacción simple y clara). Generalmente se termina con una frase sacramental "Por tanto". En este punto, existen distintas formas de tratar a los tribunales y a sus miembros. Así, el artículo 306 del Código Orgánico de Tribinales señala que a la Corte Suprema de le debe designar como Excelentísima; a la Corte de Apelaciones como Señoría Ilustrísima; a los jueces como Señoría.
  • Para terminar, la parte final de todo escrito se expresa en la petición, o sea, la solicitud formulada por la parte interesada.

Requisitos especiales de ciertos escritos. Asimismo, existen determinados escritos en los cuales el legislador se ha encargado de regular otros requisitos que deben ser cumplidos. Por ejemplo, en la demanda (254 CPC), en la contestación (309 CPC), en el recurso de apelación (189 CPC), en los recursos de casación (772 CPC) y la querella (113 CPP).

Las demandas nuevas debe contener una "presuma", indicando la materia, el procedimiento y el nombre completo y número de RUT de las partes y de sus apoderados. Luego de la suma, debe designarse el tribunal (S.J.L., Iltma. Corte de Apelaciones, Excma. Corte Suprema, etc.), las partes y luego el desarrollo del escrito. Finalmente el escrito termina con una petición.

A este respecto, a todo proceso que se inicie se asignará un número de orden en la primera resolución que se dicte y con él figurará en el rol del tribunal, hasta su terminación. Así lo ordena el artículo 51 del Código de Procedimiento Civil. En nuestros días el número de rol se genera automáticamente, una vez presentada la demanda mediante la Oficina Judicial Virtual.

Lugar de presentación del escrito. Por regla general, el ingreso de causas y escritos se efectúa mediante la Oficina Judicial Virtual. Excepcionalmente, este trámite se realiza ante el tribunal por intermedio del secretario, como es el caso del recurso de amparo. Entregado un escrito al secretario, deberá éste en el mismo día estampar en cada foja la fecha y su media firma, o un sello autorizado por la respectiva Corte de Apelaciones y que designe la oficina y la fecha de la presentación. Deberá, además, dar recibo de los documentos que se le entreguen, siempre que lo exija la parte que los presenta, sin que pueda cobrar derecho alguno por los servicios a que este artículo se refiere. En este sentido se pronuncia el artículo 32 del Código de Procedimiento Civil.

Modelos de escritos judiciales

El Poder Judicial, con la finalidad de ayudar a las personas que requieren de modelos de escritos judiciales en materia de familia, ha implementado un sitio web que contiene plantillas judiciales para los escritos indispensables en la Oficina Judicial Virtual, de manera absolutamente libre y gratuita. Acto seguido, compartimos el enlace al listado, en donde el interesado únicamente debe hacer clic en el icono que corresponda para iniciar la descarga del documento requerido. Haz clic aquí

Ejemplo de escrito del recurso de protección

Para finalizar, con un propósito didáctico, presentamos un ejemplo de escrito del recurso de protección que materializa los puntos antes explicados. Para efectos de su publicación, se omitieron, entre otros, los datos personales de las personas naturales y jurídicas consignadas en el documento.

Modelo de recurso de protección:

RECURSO : PROTECCION
SECRETARIA : ESPECIAL
RECURRENTE : xxx OLEA xxx Y OTROS.
RUT : xx.xxx.xxx-K
DOMICILIO : 6 Y MEDIO xxxx 231, xxx DEL MAR.
ABOGADO Y APODERADO : xxx PASTEN xxx.
RUT : xx.xxx.xxx-K
DOMICILIO : xxx 814, OFICINA 503, xxx.
RECURRIDOS :
1) INMOBILIARIA E INVERSIONES SANTA xxx xxx.
REPRESENTANTE : xxx GONZALEZ xxx.
RUT : xx.xxx.xxx-K
2) EMPRESA CONSTRUCTORA xxx
REPRESENTANTE: xxx KUPERMAN xxx.
RUT : xx.xxx.xxx-K

EN LO PRINCIPAL: Recurso de protección. PRIMER OTROSI: Acompaña documentos. SEGUNDO OTROSI: orden de no innovar. TERCER OTROSÍ: solicita oficio que indica. CUARTO OTROSI: inspección personal del tribunal. QUINTO OTROSÍ: se tenga presente.

ILTMA CORTE DE APELACIONES DE XXX

xxx Pastén xxx, abogado, domiciliado en xxx 814, oficina 503, xxx, actuando en representación de don 1) xxx Olea xxx, chileno, casado, cédula de identidad número ____________________, domiciliado en 6 y medio xxx N° 231, xxx del Mar; 2) don xxx xxx Leighton xxx, chileno, casado, cédula de identidad número ___________________, domiciliado en 6 y medio xxx N° 227, xxx del Mar; 3) doña xxx xxx Figari xxx ___________, chilena, casada, cédula de identidad número ___________, domiciliada en 6 y medio xxx N° 223, xxx del Mar 4) doña xxx de los xxx Fernández xxx, chilena, casada, cédula de identidad número _____________, domiciliada en 6 y medio xxx N° 235, xxx del Mar; doña 5) xxx Aljaro xxx, chilena, casada, cédula de identidad número ___________________, domiciliada en 6 y medio xxx N° 245, xxx del Mar y 6) doña xxx xxx Abuauad xxx, chilena, casada, cédula de identidad número _______________, domiciliada en 6 y medio xxx N° 241 y compareciendo, además, a nombre de todos los ocupantes, propietarios y/o residentes de los seis inmuebles correspondientes a los domicilios antes individualizados, a US. Ilustrísima digo:

Que, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 20 de la Constitución Política de la República y dentro del plazo señalado en el N° 1 del Auto Acordado sobre Tramitación y Fallo del Recurso de Protección de las Garantías Constitucionales, vengo en interponer recurso de protección en contra de Inmobiliaria e Inversiones xxx xxx xxx, RUT _____________________________, representada por su Gerente General don xxx GONZALEZ xxx, RUT _________, cuya profesión ignoro, y en contra de Empresa Constructora xxx, RUT _______________representada por don xxx KUPERMAN xxx, RUT _________, ambos domiciliados, para estos efectos, en la Sala de Ventas del edificio en construcción que se emplaza en el lote ubicado en calle 6 oriente, entre 3 y 4 norte (con salida también por 6 y medio oriente) xxx del Mar, por haber incurrido dichas sociedades, por sí mismas o por personal de su dependencia o contratado al efecto, en actuaciones ilegales y/o arbitrarias en el marco del proceso de construcción del edificio que, actualmente, se edifica en el inmueble antes señalado con el cual deslindan los seis inmuebles en que mis representados y todos aquellos en cuyo nombre deduzco la presente acción, tienen su domicilio.

La referida actuación material consiste en la actual ejecución, por parte de las recurridas y/o personal de su dependencia, de las obras de fundación y niveles de subsuelo del referido edificio sin haber adoptado las medidas necesarias a fin de mitigar los efectos que dicho proceso ha causado y está causando en los inmuebles en que nuestros representados y sus familias tienen su domicilio. La conducta que imputamos a las recurridas, sin perjuicio de ser de ejecución permanente en el tiempo, dado el actual estado de avance de las obras de edificación, se ha materializado, por lo menos, a partir de la primera semana del presente mes de septiembre cuando mis representados, paulatinamente, tomaron conciencia de que el justo temor que tenían a verse afectados por la construcción del edificio en el predio vecino a sus domicilios, se concretó en daños materiales que pudieron ser constatados y en una constante y grave amenaza que afecta tanto a su integridad física y psíquica como a su patrimonio.

Esta actuación constituye, por sí misma y atendida su gravedad, una privación, perturbación y amenaza en el legítimo ejercicio de los derechos y garantías constitucionales que el artículo 19 de la Constitución Política del Estado señala en los números 1°, inciso primero y número 24, referidos al derecho a la vida e integridad física y psíquica de la persona y al derecho de propiedad en sus diversas especies sobre toda clase de bienes corporales o incorporales.

Admisibilidad del recurso

Este recurso de protección es plenamente procedente, por lo cual deberá ser declarado admisible toda vez que esta clase de arbitrio extraordinario procede en contra actos u omisiones ilegales o arbitrarios de las más variadas autoridades, personas o entidades que causen agravio a los derechos constitucionales señalados en el inciso 1° del artículo 20 de la Constitución. En el caso, nos encontramos ante una actuación material de parte de las recurridas, de carácter permanente, que afecta gravemente a varias familias de xxx del Mar que están expuestas, a diario, a las nefastas consecuencias que se están produciendo a partir de la forma en que dichas empresas están ejecutando las obras de edificación del edifico que se emplazará en el inmueble contiguo a sus domicilios.

Presentación dentro de plazo

Esta acción constitucional de protección se presenta dentro del plazo señalado en el N° 1 del Auto Acordado respectivo, esto es, de los treinta días corridos desde que nuestros representados tomaron conocimiento de que las obras que se ejecutaban en el inmueble vecino a sus domicilios, estaban siendo causa directa de graves daños estructurales en sus casas y afectando, también en forma grave, la estabilidad y compactación de los suelos en los cuales estas se encuentran emplazadas. Cabe hacer presente, además, que la existencia de la conducta que imputamos a las recurridas y los daños derivados de su conducta, aunque con bemoles y en forma genérica, fue reconocida mediante carta de fecha 7 de septiembre de 2012, suscrita por el abogado don xxx Andreucci xxx quien señaló hacerlo por cuenta de "su representada" en alusión a las empresas responsables del edifico en construcción.

Fundamentos del recurso

En el inmueble antes individualizado como domicilio de las recurridas, actuando al amparo del permiso de edificación N° xx/20xx, otorgado por la Dirección de Obras Municipales de xxx del Mar, las recurridas mantienen en proceso de construcción un edificio que, una vez terminado, tendrá 26 pisos de altura incluyendo los respectivos niveles subterráneos. En la actualidad, según se aprecia a simple vista en el lugar, la construcción se encuentra en una etapa que, aparentemente, correspondería a fundaciones del edificio y niveles de subsuelo destinados a estacionamientos. Pues bien, amparadas en el referido permiso, las recurridas ha aplicado un sistema constructivo en el cual dejaron de considerar, como era debido, su obligación de velar por mantener la seguridad y condiciones de los inmuebles aledaños a aquel en que están edificando toda vez que, al demoler las construcciones que existían previamente y efectuar la actual construcción, se afectó gravemente la estabilidad de los suelos y los muros que determinan el deslinde de los inmuebles en que nuestros representados tienen sus domicilios los cuales, actualmente, están al borde de una excavación de más de 7 metros de profundidad siendo que, antes, se encontraban a nivel del piso deslindando con las construcciones que la recurrida demolió. Esta situación, constatada en el último mes, está provocando que dichos muros, en unos casos más que en otros, estén perdiendo estabilidad e inclinándose paulatinamente hacia la excavación existente en el lote contiguo.

Además de lo anterior, en las casas en que mis representados viven, se han detectado diversas grietas que, día a día, se han ido agravando en su extensión y profundidad provocando, en el caso de tres de las casas afectadas, un fisura de los muros que se encuentran al fondo de su construcción. Más aun, existe una grieta en particular que afecta, a lo menos, a cinco de las casas en cuestión y las atraviesa a nivel de sus muros laterales permitiendo ver a través de ella los patios interiores de todas las casas. No se trata pues, en ningún caso, de "daños menores" que puedan fácilmente revertirse.

La gravedad que esta situación reviste, además de sus evidentes implicancias patrimoniales, radica en que, a lo menos en tres de las viviendas afectadas, la pérdida de estabilidad de los muros y su agrietamiento afecta a habitaciones en las cuales tienen sus dormitorios los hijos de algunos de nuestros representados, o bien, existen dependencias de servicio utilizadas por los residentes de las casas o personal de su dependencia. Por otra parte, en el lote en que se emplaza el edifico en construcción, la empresa constructora se ha encontrado con una gran presencia de agua que, obviamente, ha debido extraer mediante la instalación de bombas de succión y cañerías provisorias cuya presencia se aprecia a simpe vista. Este proceso de extracción de aguas desde el subsuelo está afectando su estabilidad y compactación y, eventualmente, puede ser la causa inmediata de los daños materiales que, hasta ahora, se han constatado en las viviendas de mis representados.

En resumen, los daños que, hasta hora, se han detectado por los recurrentes consisten en grietas verticales y horizontales en los muros de dos casas a la altura de los entretechos (casas de 6 y medio oriente números 223 y 245); pérdida de nivel en los patios, producto del asentamiento generado por las faenas de agotamiento que se están ejecutando; grietas en el terreno interior de las casas (patios); grietas y rupturas de los muros divisorios de todas las casas, aumentando diariamente los daños; las dependencias de servicio acusan grietas, desniveles y asentamiento del terreno (ubicadas en el límite de las excavaciones).

Lo anterior, en todo caso, sin considerar una serie de molestias que la edificación en cuestión está causando a la convivencia y seguridad de la comunidad, entre ellas, uso de compresores ubicándolos en la vía pública; hundimiento y roturas de calzada y berma, producto del tránsito de camiones pesados y por el agotamiento del terreno; faenas durante toda la noche, perturbando la tranquilidad y el descanso de los residentes; problemas de tránsito vehicular al instalar conos para dar preferencia al paso de sus camiones, impidiendo el normal tránsito vehicular y peatonal, etc.

Afectación de las garantías constitucionales invocadas

1) Derecho a la vida e integridad física y psíquica de la persona (artículo 19 N° 1° de la Constitución Política de la República) La conducta en que han incurrido las recurridas, por sí mismas o por personal que actúa por ellas, resulta ilegal o, en su caso, arbitraria, en la medida que, no por el hecho de contar con un permiso de construcción, se encuentran habilitadas para aplicar un proceso o técnica constructiva que resulte solo favorable a sus intereses en cuanto a tiempo o avance de la obra y aprovechamiento de la superficie del inmueble en que están construyendo, dejando de lado toda consideración o respeto por la situación que afecta a los vecinos que, lamentablemente, han sufrido la desgracia de tener que convivir con ese proceso de construcción y, luego, en el futuro, tener en el deslinde de sus inmuebles un edifico de más de 23 pisos de altura. Los daños que imputamos a la conducta de las recurridas constituyen una evidente afectación o, a lo menos, grave amenaza al derecho que mis representados tienen, como cualquier habitante de nuestro país, a no verse afectados en su integridad física y psíquica. En efecto, como hemos expuesto, esos daños involucran las viviendas en que los vecinos por quienes actúo y sus familias tienen sus domicilios, es decir, afectan la tranquilidad emocional y espiritual que cualquier persona desea mantener en la privacidad de su hogar. Más aún, también existe en la especie un atentado contra la integridad física de los recurrentes en la medida que los daños de muros y estructuras afectan dependencias que son ocupadas a diario por los recurrentes, entre ellos, sus hijos y familiares que tienen dormitorios que se están viendo afectados por esta grave situación. Obviamente, dormir o descansar en una habitación destinada a dormitorio que, permanentemente, se está viendo afectada por pérdida de estabilidad de los muros o por la aparición de grietas que avanzan constantemente, implica un atentado contra la integridad física de los recurrentes que justifica la interposición del presente recurso en su nombre y representación.

2) Derecho de propiedad en sus diversas especies sobre toda clase de bienes corporales o incorporales (artículo 19 N° 24 de la Constitución Política de la República). Los recurrentes o, a lo menos, algunos de ellos, son propietarios de los inmuebles en que tiene sus domicilios, esto es, de las casas ubicadas en calle 6 y medio oriente números 223, 227, 231, 235, 245 y 241 de xxx del Mar. También los son de los enseres y bienes muebles que se encuentran al interior de esos inmuebles. Por otra parte, se trata de seis casas edificadas en inmuebles que deslindan, en todo su fondo, con el lote en que las recurridas están construyendo el edificio de más de 23 pisos de altura con el cual, en el futro, tendrán que convivir. En las fotografías que acompaño en el respectivo otrosí se aprecia, con toda nitidez, como las seis casas aparecen al borde de la profunda excavación existente en el inmueble en que las recurridas están edificando. Además, en el caso de algunos recurrentes, como sucede con don xxx Olea xxx, estos inmuebles constituyen garantía hipotecaria de los créditos bancarios con los cuales se contó para su adquisición. Se trata, también, de inmuebles de características arquitectónicas bastante especiales, dotados de fachadas que recuerdan el urbanismo original que ese sector de la ciudad de xxx del Mar tuvo en el pasado y que, actualmente, debe ceder su lugar a moles de hormigón y fierro como el edificio que se construye junto a ellos. Así las cosas, no cabe duda que la conducta que imputamos a las recurridas y, especialmente, los daños que hasta hora se están causando a las viviendas en cuestión configuran un evidente y grave atentado, actual y continuo y también una amenaza futura, al derecho de propiedad que los recurrentes o algunos de ellos tienen respecto de las viviendas afectadas.

Condena en costas

Este recurso de protección ha debido presentarse por la conducta ilegal y arbitraria en que han incurrido las recurridas y, por ello, corresponde que ellas sean condenadas, solidariamente, a pagar las costas procesales y personales que su preparación, formalización y defensa ha generado para los vecinos que, ante la situación producida, se han visto obligados a requerir el amparo de la justicia mediante la interposición del presente recurso de protección.

POR TANTO, de conformidad con lo dispuesto por los artículos 19 N° 1° y 24° y artículo 20 de la Constitución Política de la República de Chile y el mérito de lo expuesto en el cuerpo de esta presentación, A SU SEÑORÍA ILUSTRISIMA RUEGO: se sirva tener por presentado este recurso de protección en contra de Inmobiliaria e Inversiones xxx xxx Limitada, representada por su Gerente General don xxx GONZALEZ xxx, y en contra de Empresa Constructora xxx, representada por don xxx KUPERMAN xxx, ambos ya individualizados, por las actuaciones ilegales y arbitrarias cometidas respecto de los recurrentes en el marco del proceso de construcción del edificio ya individualizado y, en definitiva, acogerlo declarando que debe restablecerse el imperio del derecho sobre la base de cesar, en forma inmediata, en la ejecución de cualquier acto material que implique o pueda implicar afectación, perturbación o amenaza de las garantías constitucionales invocadas en este presentación sin perjuicio, además, de establecer su obligación en orden a proceder, también en forma inmediata, a reparar, a su propio costo y a entera satisfacción de los afectados, los graves daños que, actualmente, se producen en los inmuebles en que los recurrentes tienes sus casas y domicilios, todo ello, con expresa condenación en costas.

PRIMER OTROSI: Solicito a U.S. ILTMA que tenga por acompañada copia de los siguientes documentos:

XXX
XXX
XXX

SEGUNDO OTROSÍ: atendida la gravedad y actualidad de las conductas ilegales y arbitrarais en que, a diario, incurren las recurridas, así como la magnitud de los daños que se están produciendo en los inmuebles en que ellos o sus familias residen, SOLICITO A US. ILTMA se sirva conceder una orden de no innovar en el sentido que, mientras se encuentre pendiente la tramitación de este recurso o, en su defecto, por el lapso que US. I. lo estime pertinente, las recurridas deberán paralizar sus obras y abstenerse de ejecutar cualquier avance en la construcción del edificio que pueda afectar o agravar la ya delicada situación en que se encuentran los inmuebles en que los recurrentes tienen sus casas y domicilios.

TERCER OTROSÍ: sírvase US. I. disponer se despache oficio a la Dirección de Obras Municipales de la I. Municipalidad de xxx del Mar con el objeto que proceda a informar a este I. Tribunal con relación a la situación en se encuentra el proceso de construcción del edificio amparado en el permiso de edificación N° xx-20xx, otorgado por esa autoridad, señalando si han existido reclamos en contra de los titulares de ese permiso, fiscalizaciones a la obra, infracciones a la normativa urbanística, etc.

CUARTO OTROSÍ: siendo conscientes de lo poco habitual que ello resulta en esta clase de recursos, dada la gravedad de la situación y con el fin de evitar que ella se mantenga en el tiempo, nos parece pertinente solicitar a US I que se proceda a practicar por parte de este I. Tribunal de alzada una inspección personal del tribunal tanto al inmueble en que se emplaza el edificio en construcción como a las viviendas de los recurrentes a fin que pueda constatar, por si misma, la gravedad y potencial riesgo que la situación denunciada representa para los vecinos en cuya representación he comparecido en autos.

QUINTO OTROSI: sírvase US. I. tener presente que, en mi calidad de abogado habilitado para el ejercicio profesional, patente profesional al día, registro N° xxx del Colegio de Abogados de xxx A. G., asumo personalmente el patrocinio y poder para actuar por cuenta de los recurridos en la tramitación de la acción constitucional que se ha deducido.