Queja Disciplinaria

Queja Disciplinaria

La queja disciplinaria o queja propiamente tal es un mecanismo procesal que consiste en la solicitud para la aplicación de una medida disciplinaria.

Concepto de queja disciplinaria


La queja disciplinaria, o queja propiamente tal no esta incluida dentro de los recursos procesales, sino más bien se determina como aquella herramienta procesal que se refiere a la conducta ministerial o a las actuaciones de los jueces y demás funcionarios que están sujetos a la jurisdicción disciplinaria de las Cortes y que no se fundan en faltas o abusos graves que se hayan cometido en el pronunciamiento de una resolución o en otra actuación determinada.

Reglamentación de la queja disciplinaria.


  • Además de las normas que consagra el Código Orgánico de Tribunales, las quejas se rigen por el Auto Acordado de la Corte Suprema sobre recursos de queja, de 6 de noviembre de 1972.
  • Estas quejas son de conocimiento del Tribunal Pleno respectivo.(N° 14)
  • El artículo 547 del Código Orgánico de Tribunales señala: "Las Cortes de Apelaciones tendrán diariamente una audiencia pública para oír las quejas verbales que alguien quiera interponer contra los subalternos dependientes de ellas".
  • En conformidad al Auto Acordado, no se dará curso a las quejas después de 60 días de ocurridos los hechos que las motivan, sin perjuicio de las facultades de los tribunales para proceder de oficio. (N° 15)
  • Los fallos que acojan las quejas contendrán los fundamentos demostrativos de las faltas, abusos, incorrecciones o actuaciones indebidas; aplicarán sanción disciplinaria, si se estima procedente, y determinarán las medidas necesarias para remediar el mal causado.

Nuevo Auto Acordado sobre responsabilidad disciplinaria.


Reunido el Tribunal Pleno de la Corte Suprema aprobó en el año 2018 el Auto Acordado sobre el procedimiento para investigar la responsabilidad disciplinaria de los integrantes el Poder judicial.

En el acta 15-2018, el Pleno del máximo Tribunal establece que "es de fundamental importancia para cualquier entidad, particularmente tratándose de aquellas que desempeñan funciones públicas, contar con procedimientos objetivos, claros y uniformes para la determinación de las responsabilidades disciplinarias en que pudieren incurrir sus integrantes, con especial énfasis en el respeto de las garantías propias del debido proceso que demarcan e inspiran toda actividad punitiva del Estado".

Descarga Auto Acordado.

Leer también