Escribe una palabra clave y aprieta enter

Fotografía del Autor
Escrito por Publicado en
Actos Judiciales No Contenciosos

LOS ACTOS JUDICIALES NO CONTENCIOSOS


1. INTRODUCCION


El Código Orgánico no define a estos actos, sino que, en su artículo 2 alude a ellos.

Es el artículo 817 del Código de Procedimiento Civil quien define a estos actos: "Son actos judiciales no contenciosos aquellos que según la ley requieren la intervención del juez y en que no se promueve contienda alguna entre partes".

Del concepto del artículo 817 del C. P. C. se desprenden los requisitos para estar en presencia de un acto judicial no contencioso:

a) Que la ley requiera expresamente la intervención del juez; y

b) Que no se promueva contienda alguna entre partes.

En los actos judiciales no contenciosos nadie pide nada contra nadie, es decir, no se hace valer un derecho en contra de otra persona.

De allí que en ellos, mal llamados, "gestiones voluntarias", no se habla de demandante, sino que, de interesado, lo que no implica que un acto judicial no contencioso pueda devenir en contencioso, si es que se formula oposición por legítimo contradictor.


2. COMPETENCIA


Conoce de los actos judiciales no contenciosos, el juez civil del domicilio del interesado, sin perjuicio de las normas especiales. (Art. 134 C. O. T.)

Si en el lugar existen dos o más tribunales, es competente el juez de turno.

En Santiago, el tumo es ejercido simultáneamente por cinco jueces. (Art. 179 C. O. T.)

En los asuntos no contenciosos no se toma en consideración el fuero personal de los interesados para establecer la competencia del tribunal. (Art. 827)


3. PROCEDIMIENTO


a) Los actos judiciales no contenciosos se rigen, en primer lugar, por las normas especiales del Libro IV del Código y, en segundo término, si ese Libro nada expresa, se rigen por las Normas Comunes a todo Procedimiento del Libro I. Ejemplo: notificaciones.

b) El acto se inicia mediante la presentación de un escrito por parte de la persona que solicita la declaración o la protección jurídica que corresponda. Esta persona se denomina interesado y su escrito, solicitud.

4. TRAMITACION


Respecto de la tramitación de los actos judiciales no contenciosos, existen tres reglas fundamentales:

1ª. Si el Código o las leyes especiales contienen reglas especiales acerca de la tramitación de un determinado acto: se aplican esas reglas

2ª. Si el Código o las leyes especiales no contienen reglas especiales acerca de la tramitación de un acto, pero, exigen proceder con conocimiento de causa, hay que distinguir:

a) Si los antecedentes acompañados no suministran ese conocimiento: el tribunal manda rendir, previamente, información sumaria acerca de los hechos que legitimen la petición y después oirá al defensor público. (Art. 824)

b) Si los antecedentes acompañados suministran ese conocimiento: se oye al defensor público y enseguida resuelve como fuere de derecho. (Art. 824)

3ª. Si el Código o las leyes especiales no tienen señalada una tramitación especial para el acto judicial no contencioso ni tampoco ordenan obrar con conocimiento de causa: el tribunal procederá de plano. (Art. 824)

5. REGIMEN PROBATORIO


El interesado que desee que su solicitud sea acogida, debe acreditar los hechos que la legitiman.

Sin embargo, el régimen probatorio es distinto al de los asuntos contenciosos, por cuanto:

a) Los hechos pertinentes se acreditan por medio de informaciones sumarias. (Art. 818)

Se entiende por información sumaria la prueba de cualquiera especie, rendida sin notificación ni intervención de contradictor y sin previo señalamiento de término probatorio.

Ejemplos: agregación de un instrumento, presentación de peritaje, declaración de testigos, etc.

b) Los tribunales, asimismo decretan de oficio las diligencias informativas que estimen convenientes. (Art. 820)

c) Los tribunales en estos negocios aprecian prudencialmente el mérito de las justificaciones y pruebas de cualquiera clase que se produzcan. (Art. 819)

6. LAS RESOLUCIONES


El Código no contiene normas especiales en materia de resoluciones en los actos judiciales no contenciosos, de manera que se aplican las normas generales.

En todo caso, las sentencias definitivas deben contener:

a) El nombre, profesión u oficio y domicilio de los solicitantes;

b) Las peticiones deducidas;

c) Las razones que motiven la resolución, cuando el tribunal deba proceder con conocimiento de causa; y

d) La resolución o decisión del tribunal.

7. LOS RECURSOS


Contra las resoluciones dictadas podrán entablarse los recursos de apelación y de casación, según las reglas generales y, además, existe el recurso de revocación o modificación.

Los trámites de la apelación serán los establecidos para los incidentes. (Art. 822)


8. RECURSO DE REVOCACION O MODIFICACION


Este recurso tiene por objeto obtener la revocación o modificación de mía resolución pronunciada en los actos judiciales no contenciosos, por el mismo juez que la dictó, en las condiciones que la ley señala y sin sujeción a los términos y a las formas establecidas para los asuntos contenciosos.

Procede únicamente en contra de las resoluciones negativas y de las afirmativas con tal que esté pendiente su ejecución.

Resolución negativa: es aquella que no accede a lo pedido por el interesado dentro de la gestión.

Resolución afirmativa: es aquella que accede a lo pedido por el interesado.

El que esté pendiente su ejecución, implica, en términos generales, que el solicitante aun no ha obtenido la finalidad perseguida por medio de la gestión. Ejemplo: se concede una posesión efectiva y no se ha inscrito en los registros respectivos.


9. LA OPOSICION EN LOS ACTOS JUDICIALES NO CONTENCIOSOS


Existen oportunidades en que un acto judicial no contencioso puede perjudicar los intereses de terceros, quienes pueden pedir la anulación o la modificación de la resolución respectiva en un juicio posterior o bien oponerse al acto o gestión cuando aún se encuentre pendiente.

La elección de la segunda vía la permite el artículo 823, el que consagra la institución procesal de la oposición a los actos judiciales no contenciosos.

El citado artículo señala: "Si a la solicitud presentada se hace oposición por legítimo contradictor, se hará contencioso el negocio y se sujetará a los trámites del juicio que corresponda.

Si la oposición se hace por quien no tiene derecho, el tribunal, desestimándola de plano, dictará resolución sobre el negocio principal".


a) Oportunidad para oponerse


La ley nada señala al respecto, pero, se estima que la oposición puede presentarse por el tercero desde que se ha iniciado la gestión hasta mientras la sentencia definitiva que le pone término no haya sido cumplida.


b) Efectos de la oposición


Si la resolución acepta la oposición: tiene la virtud de transformar el asunto en contencioso.

Si la resolución desecha la oposición: permite renovar la tramitación del asunto dictándose sentencia o cumpliéndose la ya dictada.


c) Tramitación del juicio posterior


Si se acepta la oposición, el asunto se transforma en contencioso y se sigue según los trámites del juicio que corresponda. (Art. 823)

En ese juicio, será demandante quien trata de alterar la situación existente, a menos que la ley prevea expresamente a quien le corresponde asumir dicho rol procesal.

Fuente del Texto.

Clic para comentar