Tribunales de Familia

Tribunales de Familia

Los tribunales de familia son órganos jurisdiccionales cuya fuente se encuentra en la Ley N° 19.968, texto legal que da origen a los juzgados de familia. Luego, conforme al artículo 5° del Código Orgánico de Tribunales, son una especie de tribunales especiales, que forman parte del Poder Judicial, los cuales se encargan, principalmente, de conocer y resolver los asuntos de familia.

Concepto de tribunales de familia

Los tribunales de familia son aquellos órganos jurisdiccionales especiales encargados de conocer los asuntos de que tengan relación con la familia y la infancia, de juzgarlos y hacer ejecutar lo juzgado. Se trata de tribunales permanentes, de derecho, letrados y cuyo superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva. Asimismo, cada juez de familia ejerce de manera unipersonal la potestad jurisdiccional respecto de los asuntos que las leyes encomiendan a los juzgados de familia. En lo no previsto por la Ley N° 19.968, los juzgados de familia se regulan por el Código Orgánico de Tribunales y otras leyes especiales.

Los tribunales de justicia son aquellos órganos públicos cuya función consiste en resolver litigios con eficacia de cosa juzgada y eventual posibilidad de ejecución, sin perjuicio de cumplir actos de otra índole que las leyes que los organizan les puedan atribuir.

Conformacion de los tribunales de familia

Acerca de su conformación, siguiendo al artículo segundo de la ley, los tribunales de familia tienen el número de jueces que para cada caso señala la ley que los crea. Asimismo, cuentan con un consejo técnico, un administrador y una planta de empleados de secretaría. Los juzgados de familia se organizan en unidades administrativas para el cumplimiento eficaz y eficiente de las funciones encomendadas por la Ley N° 19.968.

Funciones de las unidades administrativas

Enseguida, para cumplir con las funciones asignadas por la ley que crea los juzgados de familia, se distinguen las siguientes unidades administrativas: Sala; Atención de público y mediación; Servicios; Administración de causas, y de Cumplimiento.

Unidad de sala

Sala es la unidad administrativa de los tribunales de familia encargada de la organización y asistencia a la realización de las audiencias realizadas ante el juez de familia.

Unidad de atencion de publico y mediacion

Atención de público y mediación es la unidad administrativa de los tribunales de familia destinada a otorgar una adecuada atención, orientación e información al público que concurra al juzgado, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, a manejar la correspondencia del tribunal y a desarrollar las gestiones necesarias para la adecuada y cabal ejecución de las acciones de información y derivación a mediación.

Unidad de servicios

Servicios es la unidad administrativa de los tribunales de familia que reúne las labores de soporte técnico de la red computacional del juzgado, de contabilidad y de apoyo a la actividad administrativa, y la coordinación y abastecimiento de todas las necesidades físicas y materiales para la realización de las audiencias.

Unidad de administracion de causas

Administración de causas es la unidad administrativa de los tribunales de familia dedicada a desarrollar toda la labor relativa al manejo de causas y registros de los procesos en el juzgado, incluidas las relativas a las notificaciones; al manejo de las fechas y salas para las audiencias; al archivo judicial básico, al ingreso y al número de rol de las causas nuevas; a la actualización diaria de la base de datos que contenga las causas del juzgado, y a las estadísticas básicas del mismo.

Unidad de cumplimiento

Cumplimiento es una unidad administrativa de los tribunales de familia que, dada la particular naturaleza de los procedimientos judiciales establecidos en la Ley N° 19.968, desarrolla las gestiones necesarias para la adecuada y cabal ejecución de las resoluciones judiciales en el ámbito familiar, particularmente de aquellas que requieren de cumplimiento sostenido en el tiempo.

Consejo tecnico

Los tribunales de familia, al momento de su creación, manifestaron una serie de innovaciones respecto de los juzgados de menores. De esta manera, la Ley N° 19.968 destaca por la creación del consejo técnico. Así, en cada juzgado de familia existe un consejo técnico interdisciplinario integrado por profesionales especializados en asuntos de familia e infancia. Los miembros del consejo técnico son auxiliares de la administración de justicia.

Funciones del consejo tecnico

La función de los profesionales del consejo técnico será la de asesorar, individual o colectivamente, a los jueces de familia en el análisis y mejor comprensión de los asuntos sometidos a su conocimiento, en el ámbito de su especialidad. Conforme al artículo quinto de la Ley N° 19.968, de manera específica, tendrán las siguientes atribuciones:

  • Asistir a las audiencias de juicio a que sean citados con el objetivo de emitir las opiniones técnicas que le sean solicitadas;
  • Asesorar al juez de familia para la adecuada comparecencia y declaración del niño, niña o adolescente;
  • Evaluar, a requerimiento del juez de familia, la pertinencia de derivar a mediación o aconsejar conciliación entre las partes, y sugerir los términos en que esta última pudiere llevarse a cabo;
  • Asesorar al juez de familia, a requerimiento de éste, en la evaluación del riesgo a que se refiere el artículo 7º de la ley N° 20.066, sobre Violencia Intrafamiliar, y
  • Asesorar al juez de familia en todas las materias relacionadas con su especialidad.

Competencia de los tribunales de familia

Conforme al artículo octavo de la Ley N° 19.968, corresponde a los tribunales de familia conocer y fallar los siguientes asuntos:

Materias relativas a la infancia

  • Las causas relativas al derecho de cuidado personal de los niños, niñas o adolescentes;
  • Causas relativas al derecho y el deber del padre o de la madre que no tenga el cuidado personal del hijo, a mantener con éste una relación directa y regular;
  • Causas relativas al ejercicio, suspensión o pérdida de la patria potestad; a la emancipación y a las autorizaciones a que se refieren los Párrafos 2º y 3º del Título X del Libro I del Código Civil;
  • Las causas relativas al derecho de alimentos;
  • Los disensos para contraer matrimonio;
  • Las guardas, con excepción de aquellas relativas a pupilos mayores de edad, y aquellas que digan relación con la curaduría de la herencia yacente, sin perjuicio de lo establecido en el inciso segundo del artículo 494 del Código Civil;
  • Todos los asuntos en que aparezcan niños, niñas o adolescentes gravemente vulnerados o amenazados en sus derechos, respecto de los cuales se requiera adoptar una medida de protección conforme al artículo 30 de la Ley de Menores;
  • Las acciones de filiación y todas aquellas que digan relación con la constitución o modificación del estado civil de las personas;
  • Todos los asuntos en que se impute la comisión de cualquier falta a adolescentes mayores de catorce y menores de dieciséis años de edad, y las que se imputen a adolescentes mayores de dieciséis y menores de dieciocho años, que no se encuentren contempladas en el inciso tercero del artículo 1° de la ley N° 20.084. Tratándose de hechos punibles cometidos por un niño o niña, el juez de familia procederá de acuerdo a lo prescrito en el artículo 102 N;
  • La autorización para la salida de niños, niñas o adolescentes del país, en los casos en que corresponda de acuerdo con la ley;
  • Las causas relativas al maltrato de niños, niñas o adolescentes de acuerdo a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 62 de la ley Nº 16.618;
  • Los procedimientos previos a la adopción, de qué trata el Título II de la ley Nº 19.620, y
  • El procedimiento de adopción a que se refiere el Título III de la ley Nº 19.620.

Materias relativas a la familia

  • Los siguientes asuntos que se suscitan entre cónyuges, relativos al régimen patrimonial del matrimonio y los bienes familiares: Separación judicial de bienes; causas sobre declaración y desafectación de bienes familiares y la constitución de derechos de usufructo, uso o habitación sobre los mismos;
  • Las acciones de separación, nulidad y divorcio reguladas en la Ley de Matrimonio Civil, y
  • Los actos de violencia intrafamiliar.